www.madridiario.es

La honestidad de Eva Borox

lunes 21 de marzo de 2016, 09:05h

Yo no sé si la ex diputada regional de Ciudadanos, Eva Borox, puede llegar a estar implicada en la trama de la Púnica. No sé si recibió prebendas de uno de los cabezas de la trama, David Marjaliza, ni siquiera si tenía una estrecha relación con el mismo o simplemente eran conocidos. Lo que sí se, porque es incuestionable, es que Eva Borox, ha tenido un gesto de honradez y generosidad, que no suele ser muy habitual en el caso de las corrupciones aplicadas al mundo de la política.

Acusada por Marjaliza, y antes de ser investigada por el juez, y en consecuencia, antes de ser expedientada por su partido, ha decidido dejar su escaño en la Asamblea de Madrid. Y aunque gestos y acciones como éstas deberían ser lo habitual, lamentablemente no lo son, porque la mayoría de imputados en presuntos casos de corrupción, prefieren seguir en sus cargos hasta que no se demuestre que son culpables, y en el peor de los casos, sin son expulsados de su partido, no dejan el acta, se la guardan bien guardada, y se pasan al grupo mixto.

Borox ha sido honesta: si hay sospechas sobre mí, dejo mi escaño a disposición de mi partido, para que lo tome el siguiente de la lista electoral. Hay que tener en cuenta que esta ex diputada podría haber creado una grave situación si, llegado el caso, hubiera sido expulsada por Ciudadanos, y se hubiera aferrado a su escaño para no dejarlo. En esa situación se habría producido un empate de escaños entre el bloque PP-Ciudadanos y el PSOE-Podemos, que habría puesto difícil la gobernabilidad de Cristina Cifuentes. En esa hipótesis, el voto de Eva Borox, habría resultado decisivo, una situación similar a que se podría haber producido en el Ayuntamiento de Madrid, si Antonio Miguel Carmona, como se llegó a temer en su día, hubiera abandonado la disciplina de su partido, pero no el escaño, dejando dos bloques empatados a concejales: Ahora Madrid-PSOE frente a PP-Ciudadanos. Por todo esto, independientemente de la relación que haya podido tener con la Púnica, Eva Borox, ha dado un ejemplo de honradez democrática, abandonando el Parlamento regional, pero dejando el escaño a su partido.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.