www.madridiario.es
Aguirre presenta los presupuestos del 'más difícil todavía'

Aguirre presenta los presupuestos del "más difícil todavía"

jueves 27 de octubre de 2011, 00:00h
Si las cuentas regionales de 2011 fueron "las más difíciles de la historia", las del año que viene lo son "todavía más". La incertidumbre sobre los ingresos procedentes del Estado —cuyos propios presupuestos son todavía una incógnita— obligan a Madrid a crear un 'fondo de contingencia' que solo se comprometerá cuando el dinero llegue a las arcas regionales. El resto de los gastos se limitan prácticamente a mantener la maquinaria regional y reducen las inversiones a la mínima expresión.
Siete de cada diez euros que llegan a las arcas regionales están atascados por el maremágnum electoral. La decisión del Gobierno central de dejar que sea el próximo gobierno salido de las urnas el que prorrogue las cuentas de 2011 o elabore unas nuevas, ha obligado a las comunidades autónomas a basarse en suposiciones para calcular la mayor parte de sus ingresos en 2012.

Madrid no es una excepción. Y ha optado, tal y como venían anunciando en los últimos días, por la prudencia. Según la Comunidad, se se cumplieran todas las previsiones, la Comunidad ingresaría en 2012 unos 20.600 millones de euros. Pero, a la vista de los resultados de los dos últimos años, el proyecto presupuestario solo contempla unos ingresos de 18.038 millones, un 7,9 por ciento más que el año anterior. De acuerdo a esta cantidad, se ha decidido congelar el gasto no financiero —que se queda en 17.048 millones de euros, la misma cantidad que en 2011— y crear un 'fondo de contingencia' por un valor de otros 2.567 millones, de los que se dispondrá en caso de que realmente se cumplan las previsiones de recaudación.

Casi todo este dinero procedería del Impuestos sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y del IVA (en los que Madrid tiene una participación del 50 por ciento), así como de los Impuestos Especiales de Fabricación. Otro 11 por ciento de los ingresos corresponderá a impuestos gestionados directamente por la Comunidad, como Transmisiones Patrimoniales, Actos Jurídicos Documentados y Sucesiones y Donaciones. En todos ellos se espera recaudar menos que en 2011. Aun así, el saldo saldría positivo para 2012, gracias a que la Comunidad tiene pendientes de cobrar liquidaciones de algunos impuestos —sobre todo del IVA—, que permitirían al Gobierno regional ingresar un 7,9 por ciento más que en 2011.

En el capítulo de los gastos, al margen del fondo de contingencia —cuyo destino se irá conociendo según vaya entrando el dinero—, primará de nuevo la austeridad. Casi todo se destinará a mantener en funcionamiento los servicios públicos que ya existen, si bien con una 'distribución' diferente. Cultura, Inmigración y Medio Ambiente serán las áreas que salen más perjudicadas en el reparto. Las inversiones se reducirán a un puñado de escuelas infantiles, la puesta en marcha de los hospitales de Collado Villalba y Móstoles; las nuevas estaciones de metro en El Casar (línea 3, Getafe) y Costa Brava (línea 9), y la 'M-50 del agua'.

Pero, a pesar de que ya apenas quedan resquicios donde meter la tijera, aún se incorporarán nuevas fórmulas para ahorrar. La presidenta anunció que la plantilla regional disminuirá un 0,5 por ciento en 2012, ya que no se cubrirán las jubilaciones, salvo en sanidad y educación. En cuanto a las empresas públicas, quedan aún los "flecos" del plan de reducción de la Administración aprobado hace meses, pendientes de ejecutar. Y no se descarta que a la lista de entidades en desaparición se añadan algunas más antes de la aprobación definitiva del proyecto de presupuestos, que este viernes entrará en la Asamblea para iniciar su trámite parlamentario.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.