www.madridiario.es
Desarrollo de las obras en el Parque de las Cárcavas
Ampliar
Desarrollo de las obras en el Parque de las Cárcavas (Foto: Vecinos de Villanueva de la Cañada)

Vecinos de Villanueva de la Cañada contra la construcción de un restaurante “ilegal” en Las Cárcavas

Por Fernando Rodríguez
sábado 24 de septiembre de 2022, 09:03h

La calidad de vida en las ciudades, más allá de unos servicios públicos y un mobiliario urbano acordes a las necesidades de la población, viene determinada por el mantenimiento de las zonas verdes en base a políticas municipales responsables con el medio ambiente. De acuerdo con innumerables estudios, los beneficios que estas áreas aportan a los entornos urbanos son muchos y muy diversos. Además de suponer espacios óptimos para la socialización, la práctica deportiva y otras formas de ocio saludable, la vegetación arbórea se convierte en el mejor aliado para combatir la contaminación, tanto atmosférica como acústica y lumínica, además de regular la temperatura y la humedad del ambiente. Así, parques y jardines adoptan un papel cada vez más importante en el cuidado de la salud de los ciudadanos, permitiendo escapar por un instante del gris hormigón que copa nuestras urbes.

Cimientos, canalizaciones, cemento… El pasado 1 de agosto, “sin consultar en ningún momento con los vecinos y valiéndose de la temporada estival para iniciar los trabajos”, el Ayuntamiento de Villanueva de la Cañada dio comienzo a las obras para la construcción de un bar-restaurante de 100 metros cuadrados de superficie y con carácter permanente en el Parque Lineal Arroyo de las Cárcavas, uno de los pulmones verdes de la ciudad. “A finales del mes de julio ya nos extrañó un poco porque dejaron de cuidar el césped de repente. No obstante, lo achacamos a las olas de calor y la escasez de agua. No sospechamos nada hasta que nos encontramos toda la parcela vallada”, explica Natalia G. Collado, miembro de la plataforma ciudadana ‘Salvemos el Parque’. El presupuesto de adjudicación asciende hasta los 223.275,72 euros.

A juicio de la vecindad, la construcción del restaurante supone un “inmenso daño medioambiental” al ubicarse en una zona muy próxima a las encinas centenarias del parque, habitualmente empleadas para la celebración de picnics y otras actividades en familia, y sobre la superficie por la que transcurre un arroyo. Aunque se trata de un cauce seco, la normativa de la Confederación Hidrográfica del Tajo no permite construir a una distancia inferior a los cinco metros. “En este caso, hay dos o tres como mucho”, argumenta Collado.

Las labores también implican la pérdida de buena parte del césped y de las áreas de sombra, además de suponer un alto impacto sobre la fauna. “Se están cargando la vegetación al utilizar exactamente el espacio de la encina donde parejas y familias con niños hacían picnics y celebraciones los fines de semana, disfrutando y respetando el espacio de naturaleza que el parque ofrecía”, lamentan los vecinos en las redes sociales.

Contra la normativa municipal

‘Salvemos el Parque’ no duda en señalar al Consistorio villanovense como responsable de una “privatización del espacio público” que, para más inri, es “ilegal” pues contraviene el propio plan urbanístico del municipio al tratarse de una construcción en zona verde. “No se trata de una cuestión política. Simplemente existe una normativa, el Plan Parcial del Sector S-2 Las Cárcavas, que queremos que se cumpla. Este plan no permite construir en el parque pues está considerado como zona verde. Sería diferente si fuese realmente un quiosco, como tratan de hacernos creer, mucho más pequeño, de cinco o seis metros cuadrados, sin cocina y de carácter no permanente. El típico de prensa y golosinas. En tales condiciones, no nos opondríamos porque no supondría un verdadero impacto ni medioambiental ni humano”, aseguran. La plataforma considera también que el proyecto supone un “agravio comparativo” para el resto de los hosteleros del pueblo, al “regalar un espacio público para su explotación privada mientras el resto paga importantes cantidades de dinero para colocar sus terrazas”.

"Es un restaurante ilegal"

En concreto, el quiosco se sitúa junto a un bloque de viviendas de protección oficial, fincas y hogares unifamiliares, lo que, de acuerdo con la vecindad, no es una ubicación casual. “Creemos que lo van a construir aquí a modo de experimento porque los más afectados son, en muchos casos, personas en riesgo de exclusión social y cuya situación no está regularizada. Son los que menos se van a quejar, aunque vayan a ser los más perjudicados por los olores que desprenden las cocinas, el ruido, la generación de residuos… También tendrán menos horas de luz porque el restaurante estará pegado a su bloque”, exponen.

Otra de las cuestiones que más preocupa a ‘Salvemos el Parque’ es el riesgo vial que las obras traen consigo. Más aún en los aledaños del recinto de juego infantil con el que cuenta el Parque de Las Cárcavas. “Hemos visto pasar coches, camiones y furgonetas a toda velocidad por el sendero peatonal que atraviesa la zona infantil. Es la única forma de acceder al lugar. Esto ocurre ahora, durante las obras, y ocurrirá en el futuro, una vez esté abierto, con los proveedores que suministren al restaurante. Que se ponga en peligro la vida de los vecinos y sus mascotas para construir un restaurante ilegal tendría que estas abriendo las noticias de todos los medios locales. ¡Es una vergüenza!”, claman.

Furgoneta en el lugar de las obras (Foto: Vecinos de Villanueva de la Cañada)

Trabajos paralizados

Por su parte, el Consistorio de Villanueva de la Cañada aclara a Madridiario que, ante las discrepancias entre los técnicos municipales con respecto a la vulneración del plan urbanístico, se ha decidido suspender las obras de forma temporal. “Hay diferentes criterios entre los técnicos municipales, de modo que se ha decidido paralizar los trabajos hasta verificar que cumple con la normativa o, en su caso, subsanar las deficiencias que pudieran haberse advertido”.

"Aún no hemos decidido el modelo de gestión"

Fuentes municipales niegan además el impacto medioambiental y manifiestan que la privatización a la que aluden los ciudadanos no es tal al no haberse decidido aún el modelo de gestión del futuro quiosco. “Hablar de privatizar el espacio público es una afirmación gratuita porque aún no está decidido cómo será la gestión. Eso lo decidirá el órgano municipal competente. En cualquier caso, siempre será de titularidad municipal”, puntualizan.

Aunque el escrito remitido al Ayuntamiento por parte de 'Salvemos el Parque' aún no ha obtenido respuesta, los vecinos mantienen la esperanza de alcanzar algún tipo de acuerdo. “Hablando se entiende la gente. Creemos que es posible sentarnos a dialogar y acabar por alcanzar un acuerdo satisfactorio para todas las partes. Hemos sabido que este es el primero de los quioscos que quiere instalar. Veremos donde sitúan el resto porque la actual ubicación no tiene ningún sentido…”, concluyen.

Por todos estos motivos y bajo el lema ‘Hoy es nuestro parque, mañana puede ser el tuyo’, han puesto en marcha una campaña en la plataforma Change.org con el objetivo de que el Ayuntamiento de marcha atrás al proyecto.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios