www.madridiario.es
Laboratoria donde se trabaja con la vacuna española.
Ampliar
Laboratoria donde se trabaja con la vacuna española. (Foto: Hipra)

La vacuna española contra el coronavirus, Hipra, llega a la última fase del ensayo

martes 01 de febrero de 2022, 13:19h

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha autorizado el paso a la fase 3 de Hipra, la primera vacuna española contra el coronavirus. Así el suero español ha logrado llegar a la última fase del ensayo.

En este último ciclo se comprobará la seguridad y eficacia del suero como dosis de refuerzo, para lo que se inoculará a unas 3.000 personas mayores de 16 años que hayan finalizado la pauta primaria de combinación. Se trata del último paso antes de poder solicitar la luz verde definitiva a la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) para su comercialización.

Participarán personas en España, Portugal e Italia

Según han adelantado, el estudio en fase 3 se llevará a cabo en 20 hospitales: 17 de ellos en España, 2 en Portugal y 1 en Italia. Las 3.000 personas que participarán en la investigación estarán monitorizadas durante 52 semanas, aunque mucho antes se habrán obtenido datos relevantes que revelarán la viabilidad de la vacuna española.

Si supera con éxito la última fase, el pronóstico de la farmacéutica es tenerla lista el segundo trimestre de 2022 y con una capacidad de producción de 600 millones de dosis anuales y con la posibilidad de duplicar las cifras el próximo año.

Eficaz contra ómicron

Los datos disponibles difundidos han destacado que en la fase preclínica el suero español ha tenido muy buenos resultados ya que ha sido diseñado teniendo en cuenta más variantes.

De hecho, los análisis preliminares señalan que induce una protección adecuada frente a ómicron, la última variante que ha disparado los contagios en todo el mundo desde su irrupción a finales de 2021.

Otra de sus ventajas es la conservación, pues se debe guardar entre 2 y 8 grados, una temperatura fácil de conseguir en frigoríficos habituales, al contrario que las primeras vacunas que precisan temperaturas de conservación muy bajas.

Además, no requiere ninguna preparación, por lo que su utilización resulta doblemente sencilla.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios