www.madridiario.es

Una obligada reflexión electoral

miércoles 12 de mayo de 2021, 11:00h

Una vez han vuelto las aguas de la política regional a su cauce, es el momento de opinar sobre el peso de lo medioambiental en estas últimas elecciones autonómicas

Casi todas las semanas nos encontramos con un día en el que se conmemora a nivel internacional alguna cuestión relacionada con la biodiversidad y su conservación. En este sentido, el pasado sábado (8 de mayo) se celebró el Día Mundial de las Aves Migratorias, no siendo la primera vez que nos hacemos eco aquí de esta efeméride hablando del retorno a nuestros pueblos y ciudades de vencejos, golondrinas o aviones.

Habiendo hecho esta referencia obligada, no me resisto a hacer una valoración desde el punto de vista medioambiental de las elecciones en nuestra Comunidad de Madrid una vez los ánimos ya se han calmado y parece que todo vuelve a esa extraña ‘nueva normalidad’ a la que todos más o menos nos hemos habituado. Así, y empezando por el principio, las cuestiones de índole conservacionista brillaron por su ausencia durante la campaña electoral autonómica. Por lo general, los candidatos de PP, Más Madrid, PSOE, Vox y Unidas Podemos, apenas hicieron alguna mención a cuestiones relacionadas con nuestro patrimonio natural durante sus intervenciones públicas, quizás porque estaban más ocupados en descalificarse entre ellos, muchas veces sin venir a cuento, aunque a eso ya nos tienen acostumbrados ya desde hace tiempo.

Y es que creo que han sido las elecciones autonómicas en las que menos ha contado el programa electoral de cada partido político, cuando en realidad es lo más importante, al menos desde mi punto de vista. El caso es que llegó el debate a cuatro, y muchos esperábamos que por fin se tocaran temas medioambientales, como en otras ocasiones así ha sido, pero nada de nada, nos quedamos con las ganas. Cuando terminó este primer debate pusimos las esperanzas en el segundo que estaba programado, pero fue cancelado después del espectáculo que tuvo lugar en la cadena SER y que todos conocemos. Así que, en definitiva, cero. Por el contrario, cuestiones que apenas tienen relevancia real en nuestra vida pero que han servido para movilizar el voto, son las que se han impuesto en estas elecciones, a pesar de todo.

Los que estamos especialmente centrados en todo lo tocante al medio ambiente en la Comunidad de Madrid, sabemos que nuestra región tiene serios problemas derivados de la contaminación que sufren nuestros entornos naturales, ahí tenemos por ejemplo los ríos Guadarrama o Jarama. Sobre este último, la asociación naturalista Jarama Vivo ha conseguido que sus denuncias sobre la contaminación de sus aguas sean amplificadas a nivel nacional en el informativo de una famosa cadena de televisión, todo un logro. Estas son las cosas de las que, entre otras muchas, deberían haber discutido los candidatos. ¿Cuál habría sido la posición de cada uno? ¿Qué soluciones habrían puesto sobre la mesa?

Lo peor de todo es que algunos creerán que ya no tiene importancia que se hable sobre estos asuntos porque ya han sido las elecciones, a pesar de que esos y otros muchos problemas medioambientales -que vienen de lejos- persisten a día de hoy. Mientras sigamos así, nuestra comunidad autónoma nunca será un modelo de desarrollo económico sostenible a nivel nacional, algo que no es un capricho sino una necesidad cada vez más urgente tanto para nuestra región, a los hechos me remito, como para nuestro país por la indudable capacidad tractora que posee la Comunidad de Madrid.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios