www.madridiario.es
UAX lidera los estudios de sostenibilidad sanitaria entre sus estudiantes
Ampliar
(Foto: UAX)

UAX lidera los estudios de sostenibilidad sanitaria entre sus estudiantes

Por MDO
lunes 28 de junio de 2021, 12:25h

El acceso a una sanidad de calidad y universal es un derecho básico de cualquier ciudadano que en nuestro país está recogido tanto en la Constitución como en la Ley General de Sanidad de 1986. Sin embargo, con la llegada de la crisis sanitaria provocada por la Covid-19 se han podido ver las carencias que el actual modelo de gestión sanitaria presenta y la necesidad de que este evolucione hacia uno más sostenible.

Si bien la pandemia ha colapsado los servicios sanitarios, la realidad es que las características administrativas y geográficas de España ya marcaban desigualdades en el acceso a oportunidades terapéuticas, algo que además está previsto que se vea agravado tras el acceso de las siguientes generaciones al sistema sanitario.

La concentración de gran cantidad de personas en urbes como la capital frente a la dispersión de otros tantos cientos de personas en municipios rurales de poca densidad, el tipo de pirámide poblacional española -con un mayor porcentaje de población en edad adulta y mayor frente a limitados nacimientos- o la cada vez mayor esperanza de vida, darán como consecuencia a medio/largo plazo a una cronificación de las enfermedades y a una saturación del sistema sanitario

El modelo organizativo en la Sanidad no ha evolucionado a la misma velocidad que la medicina del siglo XXI. Así, el gran reto del sistema sanitario -a día de hoy- está en la sostenibilidad, entendida en términos financieros, ambientales, sociales y culturales. Pero para su correcto abordaje, son los propios profesionales del futuro los primeros que deben manejarse en estas nuevas formas de trabajar y concebir la salud. La Universidad Alfonso X el Sabio (UAX) es una de las instituciones pioneras en implantar dentro de su oferta de estudios y trabajos de investigación las premisas básicas que sustentarán los nuevos modelos de gestión sanitaria, en especial en lo relativo a la digitalización, prevención y personalización.

Digitalización

La “introducción en el sistema sanitario de las nuevas tecnologías y la digitalización, que permite la obtención de más y mejores datos para su explotación y la evolución de la relación médico-paciente, se ha visto acelerada en nuestro país por la pandemia, demostrándonos más intensamente su necesidad y potencial”, comenta a este diario el Dr. Norberto Herrera, jefe de servicio de Cirugía del Hospital Severo Ochoa, investigador, coordinador UAX-HUSO, e ideólogo e impulsor de la consulta externa vía streaming.

Para Herrera, la digitalización es “la herramienta que va a permitir evolucionar al sistema sanitario, junto con la inmensidad de conocimientos científicos que se desarrollan, a la medicina del futuro en la que los procesos de salud, el rol del médico y la participación del paciente se modificarán permitiendo una medicina más a medida de las necesidades de los enfermos”.

Como docente, Herrera enfatiza en la necesidad de que los propios profesionales cuenten con conocimientos y destrezas dentro del mundo digital, algo que va en paralelo con la forma de enseñar.

En UAX, señala Herrera, se ha comenzado a implantar “una estrategia de introducción de la digitalización en todos los niveles docentes con el fin de ser pionera en su aplicación y en la transmisión de conocimientos de la nueva 'salud digital' a nuestros alumnos”. Así, se cuenta con una metodología docente que incluye herramientas como el Hospital Virtual de Simulación, las clases online o la plataforma de formación médica denominada Pupilum.

Prevención

En este sentido, la relación médico-paciente da un paso más allá, como indica Herrera. Los nuevos modelos de gestión sanitaria contemplan la prevención como base indispensable sobre la que consolidar la sostenibilidad, y en este punto de tratamiento se adelanta a lo que hoy en día se contempla.

El Dr. Sergio López Barbeta, jefe de estudios de Fisioterapia de UAX, especialista en telefisioterapia y fisioterapia para recuperación oncológica, recuerda a este diario que el modelo de gestión sanitaria vigente fue ideado en 1986, por lo que a día de hoy no recoge las necesidades que en la actualidad demanda la población: “Partíamos de un modelo que se denomina modelo de salud biomédico en el que la salud se considera como la ausencia de enfermedad, pero las nuevas generaciones pretenden tener una mayor calidad de vida, no solamente una mayor esperanza de vida”, señala.

“El modelo que se quiere instaurar dentro del plan de actuación hasta el año 2030 es un modelo biopsicosocial, es decir, aquel que tiene en cuenta los diversos factores que afectan a la vida de las personas”, comenta el doctor López, que añade que en este nuevo ideario entra “con mucha fuerza el concepto de prevención, el implementar medidas que nos permitan adelantarnos y que las personas se conviertan en pacientes lo más tarde posible”. Dentro de estas propuestas, son básicas “la nutrición, los hábitos de vida saludables y el ejercicio entendido como como actividad saludable”, explica.

En este punto, Raúl Notario, director del área de Ciencias de la Salud y Deporte de UAX, explica que estos “tratamientos no farmacológicos” están demostrando “grandes mejoras no solo en la calidad de vida de las personas, sino también en lo que interfiere a los propios tratamientos farmacológicos, puesto que aceleran e incrementan sus beneficios”, expone. Esta nueva realidad lleva a los profesionales de UAX a trabajar “de manera multidisciplinar, con equipos en los que involucramos a todos los agentes de salud -nutricionistas, fisioterapeutas, preparadores físicos, médicos y enfermeros- para hacer un abordaje global”, señalan.

“Enseñamos a los alumnos, que son los profesionales del futuro, a través de diversas materias y cursos a trabajar de esta forma para desarrollar modelos que prevengan la aparición de enfermedades en personas sanas, da igual que sean niños, adultos mayores... Se trabaja en todas las áreas”, dice Sergio López Barbeta. Sin embargo, ambos profesionales matizan que “no vale con hacer deporte y ya está”, sino que hay una ciencia detrás: “Este ejercicio tiene un desarrollo y un objetivo. El primero prevenir la aparición de una enfermedad y ayudar a la efectividad de los propios tratamientos médicos, que pueden ser farmacológicos, quirúrgicos, etcétera”.

Los alumnos de UAX ya están trabajando de esta manera, por ejemplo, en el proyecto de la 'Receta deportiva', que de hecho en algunas comunidades autónomas como la Comunidad Valenciana o la Comunidad de Madrid ya están estudiando implantar. Para su puesta en marcha, UAX cuenta con un acuerdo de colaboración con el Hospital Los Madroños que permite que “los estudiantes, con un equipo docente supervisando en todo momento, traten a diversos pacientes a través de un abordaje de entrenamientos de fuerza, planes de nutrición o prescripciones de fisioterapia”, dice Notario.

Personalización

Todo ello, la digitalización y las nuevas técnicas de prevención sanitaria, culminan en la personalización de los tratamientos médicos de los pacientes y, por consiguiente, en el ahorro de fármacos y en la eficiencia de las propias curas. En este sentido, las investigaciones desarrolladas en UAX en diversos ámbitos buscan conocer lo máximo posible sobre el desarrollo humano y los biomarcadores oncológicos y de envejecimiento para ayudar en los estudios de personalización de tratamientos.

Particularmente, UAX cuenta con dos grados orientados a la investigación para conseguir este objetivo: Grado en Biomedicina y Grado en Biotecnología.

Además, la Universidad Alfonso X el Sabio cuenta con el Hospital Clínico Veterinario y un potente equipo trabajando en diferentes líneas de investigación en el campo de los animales, los cuales desarrollan ensayos clínicos con ellos como primer paso para su posterior aplicación en seres humanos. En este sentido, UAX lleva a cabo investigaciones oncológicas con perros, animales que presentan una propensión importante al desarrollo de diferentes tumores y cuyos resultados pueden con posterioridad favorecer las propias investigaciones humanas. Es lo que se conoce como ‘One Health’ (una sola salud), que entiende que la salud humana y animal son interdependientes y están interconectadas a los ecosistemas en los que cohabitan.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios