www.madridiario.es

Tecnología RFID en el sector textil

lunes 01 de marzo de 2021, 18:57h
La tecnología RFID en el sector textil ha generado un gran impacto por el número de ventajas que ofrece
Tecnología RFID en el sector textil
Ampliar

La empresa Bionix Technologies es líder en esta tecnología que aporta resultados eficientes y mejora la productividad, no solo en las grandes empresas, sino también a las pymes, que integran las soluciones RFID como mecanismo para ser más competitivas en el mercado.

La inversión en RFID permite aumentar la visibilidad del stock, así como garantizar la fiabilidad, para incrementar las ventas físicas y en e-commerce. El mayor control en la cadena de suministro, la reducción del tiempo y coste asociado a la recepción y envío de la mercancía, mejora la satisfacción del cliente.

Las ventajas de las soluciones RFID en el textil y el retail

El RFID en el sector de la moda permite reducir los costes de producción y distribución en un mercado cada vez más competitivo. Es necesario actualizar los procesos de la cadena logística con la finalidad de aumentar la productividad, y optimizar la gestión del stock y el tiempo de respuesta.

Por ese motivo, el desarrollo, integración e implantación de la solución RFID (Identificación mediante Radiofrecuencia) aporta un alto valor añadido al negocio. Los clientes hacen una inversión que pronto tiene un rápido retorno debido a la mejora en sus procesos.

Bionix Technologies implementa esta tecnología en diversos proyectos del sector textil y retail para mejorar la trazabilidad de los beneficios y simplificar el proceso. El objetivo es reducir los costes y evitar errores para la mejora de la toma de decisiones, y por esta razón se tienen en cuenta las entradas y salidas de la mercancía, gestión de cargas, inventarios, localización de artículos, implementar el TPV, entre otras opciones.

Por lo tanto, las ventajas son muchas si tenemos en cuenta el gran número de beneficios para el empresario y cliente final.

Identificación y lectura individual

Cada prenda textil incluye una información que se almacena en un microchip que tiene un tamaño más pequeño que un grano de arena, así como una diminuta antena de radio. La etiqueta sirve para la identificación y control de las prendas de forma rápida y automática.

Almacenamiento de datos

Hay una gran variedad de tags RFID con chips con diferentes capacidades para almacenar la información. Estas etiquetas inteligentes pueden guardar hasta 512 bits de datos adicionales.

Identificación a distancia

La tecnología RFID puede identificar a distancia las prendas sin la necesidad de tener una visión directa con la etiqueta. Esto permite disminuir la manipulación o intervención manual.

Posibilidad de reescritura

Existen algunos modelos de tags que posibilitan la escritura de datos en su memoria, las veces que se desee. Esto da lugar a la reutilización para actualizar los datos durante las diferentes fases de la cadena de producción o distribución.

Control con el sistema informático

El lector se conectará a un sistema informático para enviar los datos. Un software denominado middleware será el encargado de realizar las tareas requeridas con el propósito de verificar el envío.

En definitiva, la tecnología RFID en el sector textil aporta un gran número de beneficios para reducir el tiempo en el proceso logístico y ahorrar ciertos costes derivados que aventajan al empresario para hacerle más competitivo.