www.madridiario.es
    16 de junio de 2019

senegalés

La Audiencia Provincial de Madrid ha confirmado que el senegalés Mame Mbaye falleció el 18 de marzo de 2018 por una parada cardiorrespiratoria mientras iba caminando por el madrileño barrio de Lavapiés y no como consecuencia de la persecución policial que se produjo cuando "personas distintas" huían de los agentes por miedo a ser identificados.

La Policía Nacional ha detenido a cuatro personas como presuntos responsables de los disturbios ocurridos en el barrio de Lavapiés los días 15 y 16 de marzo, tras el fallecimiento de un mantero senegalés.

La ambulancia de soporte vital avanzado que atendió en primer lugar al ciudadano senegalés Mmame Mbaye en Lavapiés llegó a los once minutos desde que se recibió el aviso en el Samur, según ha confirmado el delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, en la comisión del ramo.

ALTERCADOS EN LAVAPIÉS

Sanciones para "agentes culpables" y la derogación de la Ley de Extranjería "que mata y tortura" han sido las peticiones del sindicato de Manteros y Lateros de Madrid en la concentración de este domingo en la Plaza Nelson Mandela, tras el conocimiento de la muerte de un segundo ciudadano senegalés que estaba ingresado en el hospital desde los altercados del jueves.

Javier Barbero, delegado de Salud, Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, ha asegurado este viernes que no hubo ninguna persecución policial en el momento en el que el ciudadano senegalés, Mmame Mbage sufrió un infarto y añade que se ha abierto un expediente de información reservada.

Los vecinos de Lavapiés se han concentrado esta mañana con indignación y miedo tras los disturbios provocados anoche por la muerte del vendedor ambulante Mbaye Ndiaye. El barrio pide justicia ante las actuaciones policiales y permanece unido en defensa de sus vecinos, que claman contra del racismo y la discriminación.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha recibido esta mañana a una representación de varios colectivos de manteros para "explorar vías que permitan a estas personas salir de la situación de precariedad en la que viven". Un nutrido grupo de inmigrantes en situación regular e irregular se ha concentrado ante el Ayuntamiento para pedir fin a la "acoso" policial que aseguran que sufren.

La juez de Instrucción número 34 de Madrid, en función de guardia de detenidos, ha acordado la puesta en libertad sin media cautelar alguna de las diez personas detenidas el pasado miércoles por el incidente originado para evitar la expulsión de un inmigrante en un avión que iba a despegar del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas con destino a Dakar (Senegal).
  • 1