www.madridiario.es
    15 de noviembre de 2019

placas conmemorativas

Pedro Antonio Blanco, asesinado por ETA en el año 2000 con un coche bomba, es la primera víctima del terrorismo en contar con una placa en su memoria. La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha estado presente en la inauguración de esta iniciativa que pretende recordar a aquellos que perdieron su vida por culpa de un acto terrorista en la capital.

El programa Memoria de Madrid, que ha emplazado ya más de 350 placas que reseñan hechos históricos o personajes célebres en toda la capital, 'colgará' dos nombres nuevos de las fachadas de la ciudad: los del cantante Manolo Tena y el diseñador Jesús del Pozo.

La Generación del 27 representa uno de los momentos más brillantes de la cultura en España, cuyos integrantes han sido y son reconocidos universalmente. Pero junto a sus representantes masculinos existió un amplio grupo de mujeres artistas y pensadoras, cuyo trabajo ha sido en muchas ocasiones olvidado por la cultura y la historia oficiales. Son las mujeres de la Generación del 27 a las que el Ayuntamiento de Madrid quiere devolver protagonismo dejando testimonio en los lugares de la ciudad vinculados a su vida y obra.

Por orden del Ayuntamiento de Valdemoro el pasado miércoles comenzó la retirada de las placas conmemorativas que se pusieron durante el mandato de Francisco Granados y José Miguel Moreno.

El escolta del almirante Luis Carrero Blanco, el policía nacional Juan Antonio Bueno Fernández, y su conductor, José Luis Pérez Mogena, serán las primeras víctimas de ETA que serán homenajeadas con una de las 800 placas conmemorativas con las que Madrid recordará cada asesinato del terrorismo. Carrero Blanco ya cuenta con una placa en el lugar en el que se cometió el atentado.
  • 1