www.madridiario.es
    15 de noviembre de 2019

entradas falsas

La fiebre Champions se ha viralizado por Madrid en los últimos días. Mientras los hinchas ingleses combaten los síntomas con un millón de litros de cerveza, los hosteleros han llenado el 95 por ciento de las camas que han ofertado a estos 'enfermos' de fútbol. Los vecinos del distrito Centro no han tardado en denunciar el "serio problema de seguridad" que generan estos "hooligans que salen a emborracharse" y para boicotear su estancia en pisos turísticos han armado el 'Comando Loctite'. En paralelo, los aficionados se apuntan al 'drama' de conseguir una entrada de la final, la cura de todos sus males.

La Policía Municipal de Madrid detuvo el pasado domingo a cinco personas por un presunto delito de estafa al ofrecer entradas falsas para el partido de fútbol entre el Atlético de Madrid y el Fútbol Club Barcelona de la Liga española.

La Sección Tercera de lo Penal de la Audiencia Nacional ha condenado a 4 años de cárcel como autor de un delito de estafa agravado en concurso con otro de falsificación en documento mercantil a Pablo Casanova Freije, administrador de una agencia de viajes de Las Rozas (Madrid), por vender entradas falsas a varias agencias y, al menos, a 54 personas que viajaron a Johannesburgo para ver la final del Mundial de Fútbol de Sudáfrica, que enfrentó a las selecciones de España y Holanda el 11 de julio de 2010.

La Policía Nacional ha procedido a la desarticulación de un grupo criminal dedicado a la confección y venta de entradas falsas a macroconciertos, arrestando a tres hombres y una mujer, de nacionalidad española y con edades comprendidas entre los 19 y los 32 años, imputados de un delito continuado de estafa y otro de falsificación.
  • 1