www.madridiario.es
    19 de julio de 2019

Bebés robados

BEBÉS ROBADOS

Inés Madrigal, la mujer que llevó a juicio el primer caso de bebés robados en España, ha anunciado que recurrirá la absolución al doctor Vela. Se ha mostrado contenta ante el fallo, pero le ha dejado una sensación agridulce al no haber condena.

BEBÉS ROBADOS

Aunque los magistrados de la Audiencia Provincial de Madrid que han juzgado el primer caso de bebés robados consideran que el acusado, el doctor Eduardo Vela, es responsable de los delitos dede detención ilegal, suposición del parto y falsedad documental. Sin embargo, le absuelven al considerar que esos delitos han prescrito.

La Audiencia Provincial de Madrid ha citado a las partes implicadas en el primer caso de bebés robados juzgado en España. Este lunes, la Justicia dictaminará si condena al doctor Eduardo Vela, que en el juicio negó todos los delitos que se le imputan (detención ilegal, suposición de parto y falsificación de documento oficial).

Emilie Delphine, periodista francesa, ha desvelado en el juicio contra el doctor Eduardo Vela que el médico le reconoció en 2013 durante una charla en su consulta que había regalado un bebé a la madre de Inés Madrigal, la mujer que le ha llevado ante la Justicia. Un Policía Nacional, a su vez, ha confesado que Vela le reconoció en 2014 que quemó los historiales de adopciones.

El primer juicio celebrado por los bebés robados no quedará visto para sentencia este miércoles como estaba previsto ya que el procesado, el doctor Eduardo Vela, no ha asistido a la sesión al estar, según su defensa, ingresado en el hospital.

El doctor Eduardo Vela, exdirector de la clínica San Ramón de Madrid, será juzgado mañana y este miércoles en la Audiencia Provincial de Madrid por un caso de bebés robados de 1969. Será el primer juicio por este caso que llega a juzgarse. El ginecólogo jubilado, de 84 años, se enfrenta a una petición fiscal de once años de cárcel por participar en aquella época en el robo de un recién nacido para dárselo a un matrimonio de forma ilegal.

En 1969, el doctor Eduardo Vela "regaló" una niña recién nacida a una pareja que no podía tener hijos. Lo hizo sin el consentimiento de la madre biológica del bebé, que fue inscrito como Inés Madrigal. Hoy, se convierte en el primer caso de bebés robados que llega a juicio en España.

Con motivo del Día de la madre las asociaciones de bebés robados de Madrid se han concentrado en homenaje a todas las mujeres a las que les arrebataron a sus hijos.

El Gobierno regional está ultimando un protocolo para facilitarle la búsqueda a las víctimas de bebés robados ofreciéndoles las posibilidad de consultar la documentación de los hospitales de la Comunidad.

La Audiencia Provincial de Madrid decreta que se emita un auto de procesamiento contra un médico de la clínica Santa Cristina por invervenir en el robo de un recién nacido en 1975.

El Juzgado de Instrucción número 46 de Madrid ha abierto juicio oral contra el doctor Eduardo Vela, un ginecólogo de la antigua clínica madrileña San Ramón de Madrid, a quien se acusa de haber participado en 1969 en la sustracción de un bebé recién nacido para dárselo a un matrimonio ya fallecido.

El Juzgado de Instrucción número 36 de Madrid ha llamado a declarar en calidad de investigados a tres trabajadores de la Clínica Santa Cristina, uno de ellos el exdirector en 1977, por el caso de una mujer que recibió información falsa sobre su madre biológica que aparentemente le habría dado en adopción.

El careo entre el doctor Eduardo Vela, imputado por uno de los casos de niños robados, y la madre adoptiva de una de las denunciantes ha concluido este martes sin que la jueza haya aclarado las dudas sobre las contradicciones en la investigación, han informado fuentes jurídicas.

El Juzgado de Instrucción número 45 de Madrid, que instruye una de las denuncias por el 'caso de niños robados', investigará por qué un párroco de Madrid ya fallecido firmó durante 20 años órdenes de sepultura de niños supuestamente fallecidos en la clínica Santa Cristina y la antigua maternidad de O'Donnell cuando la Ley establece que debe ser la autoridad judicial.

El inesperado fallecimiento de la monja María Valbuena Gómez ha supuesto un nuevo golpe a la investigación sobre el robo de bebés, presunto entramado que afecta a miles de personas en España. Ello no significa que la maquinaria judicial se haya detenido. En Madrid hay 13 sumarios abiertos.
  • 1