19 de julio de 2019, 21:00:16
Sucesos


Investigado un segundo médico por otro caso de bebés robados

Por MDO/E.P.

La Audiencia Provincial de Madrid decreta que se emita un auto de procesamiento contra un médico de la clínica Santa Cristina por invervenir en el robo de un recién nacido en 1975.


La Audiencia Provincial de Madrid ha decretado que se proceda a emitir auto de procesamiento, trámite previo a la apertura de juicio oral, contra un médico de la clínica Santa Cristina por intervenir presuntamente en el robo de un recién nacido en 1975, en el periodo en el que María Gómez Valbuena, conocida como Sor María, era asistente social en el centro.

Así consta en un auto de la sección primera de la Audiencia Provincial que estima el recurso tramitado por la Asociación SOS Bebes Robados de Madrid, con el letrado Guillermo Peña, contra el archivo de la causa por parte de Juzgado de Instrucción número 19 de Madrid, al que insta a abrir auto de procesamiento.

La mujer denunciante de la presunta sustracción de su hijo, Adelina Ibáñez Mezcua, expone que en el momento de dar a luz en junio de 1975 perdió el conocimiento y que tras el parto subió un médico para decirle que su hijo estaba con problemas y había ingresado en la UCI "muy enfermo".

Según expone el auto, a pesar de que la mujer aseguró que eso "no podía ser" porque ella "había tocado" al niño recién nacido, pero no le dejaron verlo. Al día siguiente, la madre acudió al centro y coincidió allí con un matrimonio con un cesto que salía del despacho de la asistente social, sor María Gómez. Fue ella quien según relata la madre, le aseguró que su hijo había fallecido. Fue entonces cuando le acompañaron a un sótano donde le enseñaron el cadáver de un bebé "diciéndole que era el suyo".

En el libro de registros y ficheros de pacientes del Hospital Santa Cristina consta que en 1975 tuvo un hijo vivo y que en las observaciones del Registro Civil "no consta" el nombre del padre y la madre, figurando como declarante el director del centro y como la persona que efectúa la declaración el facultativo investigado.

Además, según el Registro General de la Maternidad de Santa Cristina, la denunciante tuvo un hijo vivo, "que no murió durante el parto ni después".

Segundo médico investigado

Al estimar este recurso, se debe investigar si existen indicios suficientes para continuar la causa contra el doctor J.B.B, quien aparece en la historia clínica del parto. Es este facultativo quien aparece como interviniente en la hoja 'periodo expulsivo' y 'periodo de alumbramiento', donde se hacen anotaciones correspondientes a la hora del parto.

En dicha hoja no aparece registrada ninguna incidencia durante el parto. Fue el citado doctor, además, quien firmó el Registro días después del nacimiento, en el que no consta el nombre de la madre.

De este modo, el doctor imputado podría convertirse en el segundo médico que será enjuiciado por el supuesto caso de bebés robados. El primero fue el doctor Eduardo Vela.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es