www.madridiario.es

Bebés robados, un caso sin respuestas

jueves 07 de febrero de 2013, 00:00h
El inesperado fallecimiento de la monja María Valbuena Gómez ha supuesto un nuevo golpe a la investigación sobre el robo de bebés, presunto entramado que afecta a miles de personas en España. Ello no significa que la maquinaria judicial se haya detenido. En Madrid hay 13 sumarios abiertos.
SOS Bebés Robados es, desde 2006, una de las asociaciones más activas en la investigación sobre el 'caso bebés robados' en la capital. Actualmente, registra 53 denuncias de las cuales 13 están en vía judicial. El resto han sido archivadas provisionalmente aunque se encuentran pendientes de ser recurridas ante el juez, según ha explicado a Madridiario uno de sus abogados, Orlando Gutiérrez.

Olga Álvarez Rodríguez, una de las portavoces de la asociación, es  también una de sus afectadas. Hace dos años, tras salir a la luz el caso de Antonio Barroso, decidió buscar documentación sobre el nacimiento de su hermana. Su madre, María Victoria Rodríguez Arnanza, dio a luz a una niña fallecida, el 3 de junio de 1967 en La Casa de la Madre.

Con algunas dificultades, Olga consiguió el historial médico del parto, los papeles referidos al entierro y el legajo de aborto, entre otros documentos, constatando numerosas irregularidades en ellos.  "Cuando comencé a leer toda la información no me lo podía creer.  Vi que se daban varias causas de la muerte, que intentaron reanimarla una vez muerta, papeles sospechosos y dificultades para acceder a documentos en el cementerio",  explica Olga.

El informe clínico, al que tuvo acceso Madridiario, está firmado por dos médicos distintos, los doctores Aguado y Mendizábal, ya fallecidos. Asimismo, manifiesta contradicciones respecto al parto. Por un lado, figura como "alumbramiento espontáneo" pero, por otro, alude motivos de muerte por "sufrimiento fetal". Ante tales circunstancias el médico decide no practicar la cesárea a María Victoria por ser "demasiado joven". "Mi madre tenía 29 años", declara Olga.

Continuando con su investigación Olga comprobó anomalías en el entierro de su hermana. "Fue enterrada en una fosa de beneficencia, cuando estaba asegurada antes de nacer, y los documentos aparecen con una firma falsificada de mi padre", relata. Además, la mujer comprobó que el día de la inhumación, el 4 de junio de 1967, fue un domingo a las seis de la tarde "lo que me hace sospechar más porque antes no se enterraba en domingo".

Finalmente, la familia decidió realizar la denuncia ante el juez que decidió archivar el caso por "falta de pruebas". A pesar de ello, Olga no se da por vencida y continúa buscando a su hermana. Confiesa que ha encontrado a una persona que podría ser ella, pero guarda prudencia y decide mantener su identidad en el anonimato.

Imputados y causas abiertas

La denuncia de María Luisa Torres por el robo de su hija en abril de 2012 supuso la primera imputación en la persona de la monja María Valbuena Gómez. Ello abrió una 'caja de Pandora' sobre la supuesta trama de compra-venta que tuvo lugar en los hospitales de España entre 1940-1990.

Pero, 'sor María' falleció el pasado 22 de enero dejando muchos cabos sueltos. Tras su muerte, su abogado logró que se archivaran las dos causas por las que estaba inculpada. La primera de ellas es la referida al caso de María Luisa Torres, de la que se encarga el Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid y cuya defensa está a cargo de los abogados de SOS Bebés Robados. Este archivo es provisional, según ha explicado Orlando Gutiérrez, ya que "vamos a recurrir al fiscal porque hemos encontrado nuevos imputados". Por otra parte, la segunda acusación, realizada por Purificación Betegón denunciando la desaparición de sus gemelas, se encuentra archivada en el Juzgado de Instrucción número 50.

En la actualidad, la Justicia madrileña investiga hasta 13 casos de bebés robados. El último ha sido el de María del Mar S.G, que denunció la desaparición de su hermana en el Hospital la Paz en 1980, y por el que se ha imputado a la ginecóloga Paloma María P.S. Además, una mujer, María del Carmen, ha aportado pruebas de ADN justificando que es la hija de Petra, madre de la denunciante.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios