www.madridiario.es

Sobreseída la denuncia contra el hombre acusado de abusar durante cuatro años de su hijastra en Majadahonda

Por MDO
miércoles 03 de noviembre de 2021, 13:06h

La joven ya había denunciado al padrastro hace años en un expediente que fue rápidamente archivado.

Juan Gonzalo Ospina, abogado penalista
Ampliar
Juan Gonzalo Ospina, abogado penalista

Cada mes son interpuestas en España más de mil denuncias por agresiones y abusos sexuales, un balance que arroja una cifra que supera la denuncia por hora: son 32 al día, según los datos oficiales que el Ministerio del Interior registró entre enero y septiembre de 2019.

Pero no todas las denuncias prosperan, ya sea por falta de pruebas, por la inconsistencia de las acusaciones o por ser constitutivo de una denuncia falsa.

Una de esas tres circunstancias es la que ha desencadenado en que la denuncia interpuesta el 31 de enero del 2019 de una joven contra su padrastro en la comisaría de Majadahonda, donde declara haber sufrido abusos sexuales por parte de la pareja de su madre desde que tenía 11 años hasta que cumplió los 15 entre los años 2011 al 2014, finalmente haya sido sobreseída por el Juzgado de Instrucción Nº1 de Majadahonda, quien considera que “de la instrucción practicada no han resultado indicios racionales de haberse perpetrado el hecho denunciado existiendo únicamente versiones contradictorias sin que pueda darse una mayor credibilidad a la declaración de la perjudicada que no ha sido corroborada por otra de las múltiples diligencias realizadas”, por lo que dada la falta de señas, así como las incongruencias que ha presentado el testimonio de la denunciante, se ha procedido al sobreseimiento provisional de las actuaciones.

LOS SUPUESTOS HECHOS

Según la denunciante todo comenzó en el año 2011, teniendo ella la edad de 11 años, cuando su padrastro aprovechando las ausencias de su madre abusaba de ella tocándole los pechos, metiéndose en su cama e incluso obligándola a realizar felaciones. Sin embargo esta acusación no era tan clara para la defensa del acusado, asumida por el despacho penalista experto en denuncias falsas, Ospina Abogados, quienes presentaron un informe de Servicios Sociales mediante el cual pudieron retraer el caso al año 2011, cuando a instancia de la menor se inició un expediente por sospecha de abusos sexuales contra el novio de su madre, investigación ejecutada en coordinación con el Centro de Intervención en Abuso Sexual Infantil (CIASI) y siendo archivado el caso dos meses después ya que no se detectaron indicadores de abuso, revelando profundas incoherencias en el testimonio de la entonces menor y llamando la atención de los investigadores las referencias de la supuesta víctima afirmando que decide denunciarlo porque quiere recuperar a su madre, ya que desde que llegó a sus vidas el acusado ella tiene menos relación con su progenitora.

LA ESTRATEGIA DE LA DEFENSA

Con una acusación sobre la mesa de abuso sexual, por la que su representado se puede enfrentar a una pena de prisión de uno a tres años o multa de 18 a 24 meses, Ospina Abogados, considerado uno de los mejores despachos penalistas de la actualidad, y tras negar los hechos su cliente, se preguntan el motivo de que 9 años después del supuesto primer abuso, y con el primer expediente cerrado, vuelva a denunciar la joven. Situación que se enmarca en un ambiente de conflictividad familiar en el cual su representado se ha visto salpicado como demuestra la propia declaración de la madre de la denunciante, quien en la diligencias previas declaró “no haber observado ningún abuso” añadiendo que “le parecen imposibles porque nunca estaban solos”. La madre igualmente dijo llevar varios años sin hablarse con su hija al ser muy “conflictiva” y que por ese motivo esta residía con su padre biológico.

Unas diligencias que también obligaron a testificar al padre, quien manifestó desconocer los hechos hasta que su hija se lo dijo en el año 2018 tras acudir a un psicólogo. Mismo desconocimiento que afirmó una vecina de la época, la cual “no presenció nada” que le hiciera sospechar de tal comportamiento.

La defensa no quiso dejar flecos sueltos, y por ello pidió la testifical de la médico forense que vio a la denunciante, declarando que no era creíble el testimonio manifestado por su falta de consistencia y las discrepancias mostradas, llegando en ocasiones a decir la denunciante que su madre estaba delante en los abusos, pero rectificando posteriormente sin explicar el motivo.

EL JUZGADO SIN INDICIOS DE ACTO CRIMINAL

Ante tal falta de indicios en el Juzgado de Instrucción Nº1 de Majadahonda, habida cuenta que se han practicado las diligencias de investigación determinando la inexistencia de indicios incriminatorios sólidos, ni pruebas objetivas, archivan la causa contra el acusado.

Tras conocerse el sobreseimiento hemos contactado con el abogado penalista Juan Gonzalo Ospina, letrado encargado de la defensa, quien no ha querido hacer declaraciones mostrándose satisfecho por la resolución judicial.