www.madridiario.es
Fiestas de San Lorenzo en Lavapiés
Ampliar
Fiestas de San Lorenzo en Lavapiés (Foto: Antonio Castro)

San Lorenzo, ecuador de las verbenas

La traca final de las fiestas de San Lorenzo

jueves 11 de agosto de 2022, 10:20h

La festividad de San Lorenzo, el 10 de agosto, marca el centro de las tres verbenas más populares de Madrid. En este verano de recuperación de tradiciones y fiestas, no es extraño que las calles se llenen de vecinos y visitantes, desafiando olas de calor. La iglesia de San Lorenzo está en la empinada calle del Doctor Piga, a pocos metros de la plaza de Lavapiés. En los últimos años se ha convertido en centro de devoción de numerosas colonias hispanoamericanas que han instalado allí las advocaciones marianas de sus respectivos países de origen. Pero el 10 de agosto el protagonista único es el santo de la parrilla, el titular del templo. Una pequeña iglesia reconstruida en los años 40 del pasado siglo porque la antigua fue quemada el 20 de julio de 1936.

A las ocho de la tarde, tras la misa mayor, la pequeña imagen del santo sale en procesión para recorrer el núcleo del llamado barrio más castizo de Madrid: Argumosa, Doctor Fourquet, Valencia, plaza de Lavapiés, calle de la Fe… Precedido por la guardia de honor a caballo, con acompañamiento de música y los Castizos, que no faltan a ningún acto popular, San Lorenzo avanza en el rumor de los clientes de las terrazas y el humo de los asadores instalados en Lavapiés. Una fiesta que mezcla los ritos más profanos con las ceremonias religiosas, en amigable convivencia y respeto.

Los vecinos del barrio han organizado, en el contexto de estas fiestas, han organizado por quinto año la divertida actividad que han titulado Bolardo voy, bolardo vengo. Una iniciativa artística para decorar más de doscientos bolardos en calles como la del Amparo, Sombrerete o la plaza de Nelson Mandela. Con ella tratan de llamar la atención sobre los problemas del tráfico en unas calles tan estrechas como esta, con aceras mínimas y, encima, sembradas con estos pivotes para evitar que los coches invadan más el poco espacio peatonal.

Ahora el Ayuntamiento no deja a los improvisados artistas pintar o actuar directamente sobre los bolardos. Han tenido que solicitar una especie de cubierta sobre la que realizar sus propuestas, obviamente muy efímeras. La tarde del miércoles fue la señalada para esta actividad en la que participaron decenas de decoradores urbanos con las ideas más originales a ras del suelo. Tras terminar las obras, y a la espera del premio a la que se considere más acertada, la Agrupación de Madrileños y Amigos Los Castizos ofrecieron la limonada, que no debe faltar en estas fiestas. La de San Lorenzo terminará esta tarde con alguna actividades en el espacio Esto no es una plaza, de la calle Doctor Fourquet. Después, feriantes y turistas se trasladarán al entorno de la calle Calatrava, para terminar la serie veraniega con la verbena de la Paloma. La festividad de la Virgen, el próximo lunes, marcará la pausa a la espera del nuevo ciclo de fiestas de distrito durante el mes de septiembre.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios