www.madridiario.es
Premio BBVA a Fundación Tengo Hogar
Ampliar
Premio BBVA a Fundación Tengo Hogar (Foto: Chema Barroso)

Fundación Tengo Hogar, premio BBVA Futuro Sostenible: una ayuda a familias en riesgo de exclusión

Por MDO
viernes 02 de diciembre de 2022, 13:27h

Los Premios BBVA Futuro Sostenible, organizados por BBVA Asset Management, se han convertido en una ayuda imprescindible para poner en marcha proyectos sociales y sostenibles comprometidos con el mejor futuro de la sociedad. Acciones concretas para las que la entidad ha repartido un millón de euros entre 23 ONGs de todo el país. Un compromiso con la sostenibilidad a través de estas donaciones y una oportunidad de inversión en uno de los fondos solidarios y más antiguos de España que contribuyen a crear un mundo más justo.

Fundación Tengo Hogar es una de las entidades que ha conseguido esa ayuda tan necesaria. Nace en febrero de 2014 como una reacción de la sociedad a la situación de crisis que estaba llevando a muchas familias con niños al límite de la pobreza y la exclusión social. "Se trata de personas como nosotros que pierden su trabajo y se encuentran al borde de la exclusión", explica Esther Macías, directora adjunta del la Fundación. "La respuesta por parte de la Administración no es tan ágil como debería ser y se encuentran desbordados. Tenemos familias que necesitan un empujón. Se han quedado solas y con bocas que alimentar", añade.

Una mujer es atendida en Fundación Tengo Hogar

El proyecto premiado por BBVA acoge a 30 familias a las que ayuda la Fundación para su inserción sociolaboral: "Son familias que tienen dificultades o no tienen trabajo apropiado para sostenerse", concreta Marta Giner, técnico del proyecto. A través del refuerzo de la formación, con talleres para el empleo, estas personas consiguen acceder a puestos de trabajo que les permiten conseguir una estabilidad económica: "Salir adelante por sí mismas sin ser dependientes". Un proceso complicado en muchos de los casos, sobre todo cuando se trata de familias con hijos que dependen solo de una de las partes: "De las 30, 26 son monoparentales".

Pero este es solo uno de los proyectos que desarrolla este colectivo. "No solo mejoramos la empleabilidad, también protegemos la infancia y cubrimos las necesidades básicas" de aquellas familias más vulnerables. Porque la pandemia nos ha dejado escenarios vitales realmente "preocupantes". Hasta tal punto, que "ha aumentado en casi un 65 por ciento la solicitud de las familias que piden ser derivadas a algún economato". La subida de los alquileres, de la cesta de la compra y los empleos precarios no ayudan en nada: "Se van a incrementar más el número de familias que necesitan de estos recursos".

Desde la Fundación se apoya a estas familias durante un periodo de dos años para que salgan adelante. "Ayudamos a personas con potencial, que ponen mucho de su parte para conseguir ser independientes y autónomas económicamente", sostienen. Como el caso de una madre, recuerda, que llegó con una situación complicada: luchaba por la custodia de su hija. "Con poca formación pero con ganas de salir adelante. El espíritu de lucha y superación de las madres mueve montañas. A día de hoy, trabaja en el control de acceso del aeropuerto". Vivencias que marcan el día a día, como la historia de otra madre de dos niñas, víctimas las tres de violencia de género. "Fue un caso muy delicado por la situación en la que llegaron. Las niñas apenas hablaban. Pero, después del trabajo con ellas, consiguieron superar los baches y con la trayectoria vital, aunque dañada, fueron evolucionando. Ver como las niñas se relacionan y abrazan es una satisfacción".

Una actitud proactiva de cara a la búsqueda de empleo y a la formación es fundamental para conseguir salir adelante. Y como el 50 por ciento de las familias que participan en su programa son madres solas, el nivel de vulnerabilidad se dificulta por los impedimentos en la conciliación. ​Para ello, desde la Fundación poner a disposición de las familias campamentos, talleres y otras ayudas, como en el dentista y la óptica. "Se trata de un acompañamiento integral personalizado, muy hecho a mano", sostiene Macías. Y en ese "estar a su lado", Giner destaca el fuerte compromiso de estas familias: "Muchas de ellas compaginan su trabajo actual con los estudios y los niños"

A algunas familias se les realiza una cesión temporal de una vivienda. Los beneficiarios han de pagar un alquiler que oscila entre los 100 y los 200 euros, por lo que se requiere que posean unos ingresos mínimos. Las viviendas, más de una veintena, proceden de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo de Madrid y de algunas entidades bancarias. "Tenemos mucha rotación", asegura Giner. Cuando la familia encuentra empleo y puede subsistir, sale de la vivienda y deja paso a otras que lo necesitan.

Un fondo sostenible con impacto social

La Fundación Tengo Hogar recibe el premio (Foto: Chema Barroso)

Desde que en 2018 se diseñó esta Convocatoria Solidaria para hacer el reparto de las donaciones del fondo BBVA Futuro Sostenible, se han repartido más de tres millones de euros, en concreto 3,2 millones destinados a apoyar 74 proyectos solidarios repartidos por toda la geografía española. "Creo que la clave está en que con este fondo los clientes ven cómo se aterriza el concepto de sostenibilidad en forma de acciones concretas que tienen un impacto positivo directo en personas, familias y la sociedad en general", explica Juan Antonio Sánchez, responsable de BBVA Asset Management. Además, "dar visibilidad a los proyectos solidarios donde se destina el importe de la donación nos hace más transparentes y ayuda al cliente a tangibilizar la parte solidaria de su inversión, a la vez que permite a las organizaciones dar a conocer su inmensa labor", añade.

Desde la entidad se ha percibido "un crecimiento espectacular en otras soluciones de ahorro e inversión gestionadas con criterios sostenibles. Y, sin duda, creemos que va seguir creciendo tanto por el mayor interés de los clientes como por el avance de la regulación que busca poner la sostenibilidad en el centro de la conversación financiera con los clientes".

Unos avances en sostenibilidad que giran en torno a tres ectores de crecimiento y con el foco en el cliente: "El autoconsumo, la eficiencia energética y la movilidad eléctrica", sostiene Julio Santamaría, director de área de BBVA. Y en este sentido, "queremos proporcionar al cliente una experiencia completa: desde la solución de financiación hasta la instalación del producto. Además, este año hemos seguido formando a nuestra nuestra plantilla para asegurar el mejor asesoramiento a nuestros clientes. A día de hoy, el 80% de la plantilla ha recibido formación en materia de sostenibilidad".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios