www.madridiario.es
Cómo conducir un coche para que se averíe menos
Ampliar

Cómo conducir un coche para que se averíe menos

Por MDO
jueves 01 de diciembre de 2022, 13:41h
Cada visita al taller supone un coste económico adicional. Por lo tanto, sin profundizar en la teoría de la fiabilidad, la simplificaremos diciendo que hay dos tipos de amenazas para los mecanismos del coche. En primer lugar, el desgaste natural en los pares de fricción, y en segundo lugar, las roturas de los detalles (por regla general, lo suficientemente viejos) como resultado de las cargas, cerca de excesivo. Si tu coche necesita ser reparado, lo mejor es comprar las auto repuestos en los mercados online.

Tenga en cuenta que ni siquiera estamos hablando aquí de modos de funcionamiento anormales: sobrecarga de equipaje y pasajeros, carreras improvisadas, conducción en condiciones para las que el modelo de coche no está diseñado, etc. Este tipo de situaciones deben ser simplemente excluidas de su práctica, si quiere visitar la estación de servicio con menos frecuencia.

Entonces, ¿cómo conducir tu coche para reducir el desgaste y el riesgo de averías inesperadas?

Facturación

Toda la manipulación de los controles debe ser suave y precisa. En ello influye en gran medida el régimen del motor. Durante la conducción, deben mantenerse en el rango óptimo y medio (para cada modelo de motor). En el caso de los coches de gasolina, es de aproximadamente 2.000 a 3.500 rpm. Sin embargo, no se debe someter al motor a cargas pesadas (aceleración, remolque, elevación) a un régimen de revoluciones inferior a 2.500 rpm, y el motor debe girar hasta 4.000 - 4.500 rpm para aceleraciones o adelantamientos enérgicos. Para un motor diésel típico, el rango óptimo de ahorro de motor es de unas 500 rpm menos.

Las fosas

El estado del chasis y de la línea motriz se ve muy afectado por las carreteras por las que circula el vehículo. En cada bache, todas las juntas de la suspensión, la dirección y la transmisión entran en juego y provocan un desgaste adicional. Los pares de fricción de las juntas están sometidos a una tensión extrema cuando el bache es profundo, y aún más cuando el coche es golpeado a velocidad. Por lo tanto, es mejor evitar los obstáculos que hacen que la suspensión funcione con grandes amplitudes, es decir, es mejor evitar los baches grandes en un momento de apuro.

Rutas

Cada parada y cada aceleración posterior es una reducción de la vida útil del vehículo. Al fin y al cabo, el desgaste excesivo de los componentes se debe a las denominadas cargas alternas y transitorias que se producen precisamente durante la deceleración y la aceleración. Por lo tanto, es mejor elegir rutas en las que se pueda conducir durante mucho tiempo a una velocidad uniforme, sin semáforos, cruces ni atascos, aunque sea más largo en términos de kilómetros.

Motor frío

Durante el tiempo frío (o incluso en una fresca mañana de primavera) no hay que forzar demasiado las unidades de frío. No se trata de calentar el motor durante un cuarto de hora bajo la ventana de casa, en condiciones invernales ucranianas bastan varios minutos. Lo más importante es no sobrecargar el motor y la transmisión en frío con bajas y muy altas revoluciones, aceleraciones y frecuentes cambios de marcha durante el primer kilómetro. Y no apague el motor inmediatamente después de un viaje largo y duro - déjelo al ralentí durante media hora sin carga, para que la temperatura de los pistones, los cilindros y sus cabezas pueda igualarse.

Servicio

Asegúrese de que todo esté a tiempo: el mantenimiento rutinario, la sustitución del aceite, los líquidos de servicio, los filtros, las pastillas y otros consumibles. Es importante utilizar materiales de calidad (pero no necesariamente los materiales originales recomendados por el fabricante de tu coche). Sí, a veces puede resultar caro, pero las reparaciones imprevistas acabarán costándole aún más a largo plazo.