www.madridiario.es
Coche de la Policía Municipal de Madrid
Ampliar
Coche de la Policía Municipal de Madrid (Foto: @policiademadrid)

La Policía Municipal puso 2.100 multas más por botellón en las calles en 2020 pese al confinamiento

domingo 24 de enero de 2021, 11:08h

La Policía Municipal de Madrid interpuso el año pasado un total de 41.849 multas por beber alcohol en la vía pública, 966 de ellas a menores de edad, 2.113 más que en 2019, pese a los meses de confinamiento domiciliario decretado en el estado de alarma por la pandemia del coronavirus, según datos de la estadística de este Cuerpo Policial recogidos por Europa Press.

Las multas por botellón fueron normales hasta marzo, cuando cayeron estrepitosamente al decretarse el estado de alarma, dejando 1.396 ese mes y 477 en abril, cifra mensual más bajos desde que hay registros para esta infracción. Pero con la llegada del buen tiempo, del desconfinamiento progresivo y de los dos puentes de mayo sin poder salir de la región esa cifra subió a 3.589.

Pero los botellones aumentaron, como suele ser habitual en el verano, hasta las 5.227 denuncias en junio y 5.365 en julio. Sin embargo, frente a la bajada de agosto de todos los años por las vacaciones, en esta ocasión se notó que mucha gente rehusó a irse de Madrid y por eso en agosto se mantuvieron las multas con cifras de 5.531, el peor mes del año.

En septiembre se mantuvieron por encima de 5.000 pero con la llegada del otoño y más tarde del frío fueron bajando hasta las 1.553 de diciembre.

Inspecciones a locales

En 2020 la Policía Municipal de Madrid realizó un total de 24.734 inspecciones y actuaciones en locales de espectáculos públicos y actividades recreativas, 5.594 más que en 2020, según las estadísticas disponibles.

Los agentes locales practicaron 38.002 denuncias a estos establecimientos por distintas irregularidades, 5.906 más que el año precedentes, a pesar de que todos estos locales estuvieron cerrados varios meses durante el estado de alarma.

Las inspecciones se paralizaron en marzo (713) y en abril (9) y ya empezaron a aumentar en mayo (2.027) y se reforzaron espectacularmente en junio, para comprobar que los establecimientos cumplían las medidas antiCovid.

Ese mes hubo 7.920 revisiones y 9.737 denuncias. En julio ya cayeron hasta las 3.173 inspecciones (5.102 denuncias) y las 1.512 en agosto. Pero fue noviembre y diciembre las meses con menos visitas de los agentes, casi 1.400 y algo más de 2.500 denuncias.

En cambio, las actuaciones y multas por venta ambulante ilegal de comida y productos, la actividad de los manteros, se redujo sobremanera. Así, el año pasado la Policía Municipal abrió 2.318 expedientes por venta ambulante y 2.796 por infracciones alimentarias, cuando en 2019 fueron 13.729 expedientes por el primer concepto y 7.120 por lo segundo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios