www.madridiario.es
Una d elas piscinas que forma parte de la plataforma Swimmy
Ampliar
Una d elas piscinas que forma parte de la plataforma Swimmy (Foto: Swimmy)

Chapuzones privados: así es el negocio de alquiler de piscinas particulares

sábado 24 de abril de 2021, 09:11h

Con las últimas noticias que apuntan al posible fin del estado de alarma el próximo 9 de mayo, cada vez son más las personas que están pensando en retomar sus celebraciones. Y en este escenario, las piscinas privadas se posicionan este año en las primeras posiciones. Un espacio que se adapta a celebraciones o reuniones familiares, fiestas, bautizos o bodas.

España cuenta con una iniciativa de economía cooperativa que consiste en el alquiler de piscinas entre particulares: Swimmy. La compañía, creada en Francia hace cuatro años, cuenta en el país vecino, el primer parque de piscinas particulares de Europa, con más de un millar de propietarios inscritos en su web y unos 30.000 usuarios. La firma, fundada por Raphaelle de Monteynard, acoge en España unas 420 piscinas privadas y en la Comunidad de Madrid, 87 están abiertas.

Con esta plataforma, propietarios y usuarios obtienen el máximo rendimiento, hasta 8.000 euros de beneficios por temporada. Además, la inscripción es gratuita para ambos. En la web, los interesados en alquilar una piscina que ya estén registrados pueden encontrar una breve descripción de las instalaciones que se ofrecen, como por ejemplo las medidas del emplazamiento, si disponen de jardín, barbacoa, si aceptan mascotas o si tienen tumbonas.

El propietario puede ceder el uso de su piscina durante una hora, una tarde o incluso un día entero. Las reservas y el pago se gestionan íntegramente a través de la web.

El coste lo pone el propietario y oscila entre 10 y 25 euros por persona para media jornada. En el caso de Madrid ronda los 15 euros. Cuanto más próxima se encuentre la piscina a una gran ciudad, más caro resulta su alquiler. La ubicación es determinante en el coste.

Un servicio en auge

La compañía continúa su expansión hacia otros países. Estados Unidos (cuenta con 11 millones de piscinas), Italia y Alemania serán los próximos lugares donde se podrá disfrutar de un baño en cualquiera de las piscinas que forman parte de la iniciativa.

En España, existen muchas piscinas pero las usan unos pocos. Según el estudio del parque de piscinas de uso público y colectivo en España de 2017 de la Asociación Española de Profesionales del Sector de Piscinas (ASOFAP), el total del parque de piscinas en nuestro país es aproximadamente de 1,2 millones de unidades. De esta cifra, la gran mayoría (1,018 millones) son piscinas unifamiliares. Esta cifra hace que, según la ASOFAP, España sea el segundo país de Europa con mayor número de piscinas privadas, por detrás de Francia. El resto (121.070 piscinas) son de uso público o colectivo. En esta primera categoría se incluyen las 31.105 piscinas de instalaciones deportivas, parques acuáticos, hidroterapia, hoteles y campings. Las casi 90.000 piscinas restantes -de uso colectivo- son principalmente las de comunidades de vecinos, que han proliferado en las últimas décadas. Las comunidades autónomas con mayor número de piscinas de ambos usos son Andalucía, Cataluña y la Comunidad Valenciana.

La economía colaborativa llegó a España hace años y, de manera progresiva, va extendiéndose a nuevos negocios. Igual que plataformas como Airbnb permite alquilar viviendas particulares o Blablacar da la opción de compartir un vehículo, Swimmy hace posible disfrutar de las piscinas ahora que se acerca el buen tiempo y el fin de estado de alarma.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios