www.madridiario.es

Diario de una pesadilla (11)

miércoles 01 de abril de 2020, 13:28h

Hoy no quiero sentirme influida por este día gris que no llega ni a panza de burra. Gris a secas. Tengo sangre mediterránea y la energía me la da el sol. Lo necesito aunque no salga a la calle. Sentirlo me sube el espíritu y me alegra el día. Pero hoy, no. Gris desde la mañana a la tarde.

Intentaré darle la vuelta contando alguna historia que en las últimas horas me ha despertado una sonrisa. Nica, una alcarreña de 103 años, vecina de Coslada, ha sobrevivido al Covid-19. En las últimas horas ha sido dada de alta después de estar tan solo una semana en el Hospital del Henares. Su hijo y su nuera de 80 y 74 años salieron del hospital a la vez que la “superabuela”. Le pregunto a su nieta, Gema, cómo se encuentra y dice que ya haciendo punto para toda la familia. De su fortaleza parece que tiene mucho que ver la miel de la Alcarria. ¡Anotado como truco de longevidad y como escudo para el dichoso virus!

Hoy de nuevo traigo hasta mi diario a Antonio Zapatero, el director de Ifema, primero por el reconocimiento internacional de la OMS a su trabajo y a la organización de personal sanitario y pacientes en un tiempo récord. Hoy ha manifestado que ha podido haber algún problema puntual de organización pero dice que lo importante es que a lo largo del día abrirá camas de UCI. Mientras tanto, sigue dando altas entre los más de 1300 pacientes que luchan por vencer al virus. Lo bueno de todo es que dice “ver luz al final del túnel”.

Y qué decir de las iniciativas que nos llegan a todos a través de la red. Hay una señora que ha dado con mi teléfono que de forma espontánea me da cada día recetas de cocina. Digo yo que se debe haber enterado que la cocina y yo estamos reñidas, aunque estos días no me queda otra que acercarme a los fogones y hacer eso que llaman: prueba y error. También me ha llegado un video de un joven que descubrimos en el programa Madrid directo de la radio dentro de la Escolanía del Escorial. Como no puede estar con sus compañeros, se ha hecho un “balconing” marcándose el Nessun Dorma de la ópera Turandot. Pues bien, Daniel del Valle no tiene que envidiar a Pavarotti. Se marcó el aria final frente a sus vecinos de Madrid que no pudieron por menos que aplaudirle con ese final glorioso: ¡Al amanecer venceré!¡Venceré!¡Venceré! Claro, en italiano: All´alba vincerò! Vincerò! Vinceròòòòòò! Bravo por estos sorprendentes vecinos que nos iluminan los días grises.

Bravo también por mi compañera de profesión y de vocación por la escritura, Marta Robles. Ha reconocido que ha superado la enfermedad y que “esto no es la peste”. Afortunadamente para ella el Covid-19 ha sido benévolo. No así, esos casos que a todos nos llegan de amigos y familiares que están peleando desde las camas de los hospitales. ¡Mucho ánimo a todos!

Y ya sabéis, al mal tiempo, buena cara. A los días grises, gente que nos ilumine y nos de vida. Esta guerra la vamos a ganar quedándonos en casa. Aislándonos y superando este confinamiento con todas las propuestas que nos hacen desde los medios de comunicación y desde las redes. ¡Pero si es que no da tiempo a tanto!

Hoy os dejo con una reflexión y un secreto. La reflexión la he encontrado en internet y me parece un bálsamo para el espíritu: “Deja que tus sueños sean más grandes que tus miedos”. Y el secreto, era de mi madre. Hay que aplicar en la vida las dos ces: confianza y coraje. ¿Sabio el secreto, verdad? Pues mucho ánimo que ¡ya queda menos!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios