www.madridiario.es

La otra pandemia

miércoles 29 de julio de 2020, 19:41h

4.100 millones de euros. Esta es la cifra que el INE estima que mueven la prostitución y la trata cada año en España. Un dato que revela su brutal dimensión, que lleva intrínseca el sufrimiento de miles de mujeres y niñas. La inmensa mayoría de ellas víctimas de explotación sexual. Pero también, que deja al descubierto la sociedad que somos. En la que, según las estadísticas 1 de cada 3 hombres ha pagado por el acceso al cuerpo de una mujer.

Como si esto fuera una forma más de ocio masculino, en lugar de la cosificación de nuestros cuerpos. La Comunidad de Madrid no es ajena a esta situación. A pocos kilómetros de la Puerta del Sol está el Polígono Marconi, el mayor prostíbulo callejero de Europa. Y esta actividad no ha cesado, ni siquiera durante el confinamiento. La Delegación del Gobierno de Madrid bloqueó el pasado abril el macroburdel del Paseo de las Delicias. Un acción muy acertada sin duda. Pero que necesita de gran implicación de todas las administraciones para poder terminar con esta lacra, que además ha empeorado con la crisis del coronavirus.

Las entidades especializadas han alertado sobre un aumento de la violencia hacia estas mujeres y de los mayores riesgos para su salud. Además de numerosos traslados a pisos donde las retienen y las ONGs no pueden socorrerlas. Frente a esta situación, el Gobierno de nuestra región, la más rica, debería disponer todos los recursos posibles para ofrecer a estas mujeres una alternativa de futuro digna. Algo muy alejado de la situación actual, porque cuenta únicamente con 25 plazas (solo en Marconi hay cientos de víctimas). Y tampoco pueden acceder a la renta mínima de inserción, porque la exigencia de estar empadronadas aquí durante un año las deja fuera.

Son, como dice Rocio Mora, presidenta de Apramp, las excluidas de las excluidas. Afortunadamente, el Ministro Escrivá si las ha tenido en cuenta dentro del Ingreso Mínimo Vital. Pero una sociedad que se quiere democrática tiene que dar sin demora los pasos necesarios para abolir esta otra pandemia. No miremos más hacia otro lado. Hay que repetir, hasta que se nos grabe a fuego, que hay trata porque existe la prostitución. Y prostitución porque hay demanda. Y no, no es ningún oficio, es la esclavitud de las mujeres.

Lorena Morales

Secretaria de Igualdad PSOE-M y Portavoz Socialista en la Comisión de Mujer Asamblea de Madrid.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios