www.madridiario.es
Comienza la pavimentación de la carretera de Extremadura

Comienza la pavimentación de la carretera de Extremadura

Por MDO/E.P.
domingo 14 de septiembre de 2008, 00:00h
El área de Obras y Espacios Públicos comenzará la noche de este domingo las obras de pavimentación de la carretera de Extremadura (A-5) entre los puntos kilométricos 3,6 y 7, el tramo comprendido entre la Avenida de Portugal y las inmediaciones de la calle de Caferino Ávila, según informó el Consistorio de la capital.
El área de Obras y Espacios Públicos comenzará la noche de este domingo las obras de pavimentación de la carretera de Extremadura (A-5) entre los puntos kilométricos 3,6 y 7, el tramo comprendido entre la Avenida de Portugal y las inmediaciones de la calle Caferino Ávila, según informó hoy el Consistorio de la capital.

Estos trabajos, en los que se emplearán materiales antirruido, se realizarán de domingo a jueves en horario nocturno, entre las 23.00 horas y las 6.00 horas.
El tramo de la A-5 afectado por la pavimentación tiene una intensidad media diaria circulatoria de más de 150.000 vehículos, y es una arteria fundamental para la movilidad, especialmente sensible a reducciones de su capacidad por obras u otros motivos.

Por este motivo, los responsables municipales han decidido no cortar la vía en su totalidad en ningún momento. De hecho, la A-5 tiene cuatro carriles por cada sentido, de modo que se trabajará sobre dos de ellos, dejando los otros dos abiertos al tráfico. Según el plan previsto por el Área de Obras y Espacios Públicos, éstos se realizarán en tramos de 500 metros aproximadamente, y el plazo de ejecución previsto es de dos meses.

Menos ruido

El objetivo principal de los trabajos de rehabilitación de esta vía de entrada y salida de la ciudad es "reducir el impacto acústico producido por la rodadura del tráfico". Para disminuir el ruido causado por el tráfico rodado, el Ayuntamiento empleará una mezcla bituminosa caliente y fabricada con betún modificado de alta viscosidad, al que se le añade caucho procedente de neumáticos en desuso.

Los operarios emplearán 41.000 neumáticos para pavimentar una superficie de 90.925 metros cuadrados, y esta medida prevé una reducción de los niveles acústicos producidos por la rodadura de los vehículos de 3 a 5 decibelios. El empleo de este tipo de betún modificado con polvo de neumático proporciona excelentes cualidades técnicas para los firmes de las calles e importantes ventajas medioambientales.

Además, soluciona el problema que produce la acumulación de neumáticos fuera de uso en los vertederos y minimiza el impacto acústico de la rodadura de los coches. Este betún mejora la cohesión y adhesividad de los vehículos al pavimento, y tiene más resistencia a la radiación solar que los materiales convencionales, lo que evita su deterioro prematuro.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios