www.madridiario.es

Un colectivo ecuatoriano afirma que los ataques racistas "son cotidianos"

Por MDO/E.P.
viernes 01 de agosto de 2008, 00:00h
La Asociación Rumiñahui Hispano Ecuatoriana condenó este viernes la paliza sufrida en Colmenarejo (Madrid) por una chica de nacionalidad ecuatoriana, "que supone nuevamente la reactivación de brotes con alto contenido racista y xenófobo".
A juicio de la asociación, "estos ataques con tinte racista se han vuelto cotidianos en España, toda vez que los mismos quedan en el olvido. Por varias ocasiones nuestra asociación ha recibido denuncias de agresiones sin que se puedan probar. Incluso muchos de los afectados tienen temor a denunciar, quedando todo en la impunidad".

Rumiñahui expresa en un comunicado su solidaridad con la víctima y con sus familiares, a la vez que pone a disposición su equipo jurídico de manera gratuita para iniciar los trámites judiciales pertinentes. "Hacemos un llamamiento a las autoridades españolas para que investiguen hasta las últimas consecuencias estos execrables hechos y que la justicia española castigue a todos las personas responsables con el máximo rigor de la ley", agrega.

Exige a las autoridades, y más en concreto a la Fiscalía General del Estado, que promueva modificaciones en el Código Penal y en la legislación de menores, para que hechos de esta naturaleza no queden en la impunidad y se vuelvan a repetir. "No se puede consentir que se atente contra la integridad física de las personas y, que debido a la aplicación de leyes blandas, los culpables queden libres y sin el castigo que se merecen, frente a los ojos de las autoridades policiales y judiciales", añade.

Rumiñahui hace un llamamiento a todas las organizaciones de inmigrantes, autoridades, representantes políticos y sociedad en general "para que juntos, en una gran concentración, levantemos nuestra voz de protesta ante los ataques propinados por personas o grupos que entienden en pleno siglo XXI que las luchas raciales son la panacea de sus problemas".

"Creemos que algunos políticos y algunos medios de comunicación son los responsables de ciertas actitudes racistas, porque alimentan el morbo y el caldo de cultivo del rechazo a quienes piensan distinto o provienen de otros países. Todos los días escuchamos que la inmigración es el blanco de las denuncias y las críticas, incluso relacionándola con la inseguridad ciudadana", agrega Rumiñahui.

Por otro lado, el Centro Ecuatoriano en Navarra y la Federación de Asociaciones de Extranjeros en Navarra Casa de las Culturas condenaron este viernes "enérgicamente la xenofobia y racismo registrado contra una joven ecuatoriana que fue brutalmente agredida por parte de una menor española".

Las dos asociaciones señalaron en un comunicado que esta agresión "ha causado estupor e indignación" y la calificaron de "inaceptable, penosa y trágica, porque que hace quedar mal a una sociedad española que nos ha brindado mucho apoyo". "Pero hay que reconocer que hay una minoría xenófoba, hay una minoría racista", aseguró.

Las dos organizaciones exigieron que "se lleve a cabo una exhaustiva investigación y que las autoridades españolas sancionen el delito, pues se trata de un acto vil e intolerable".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios