www.madridiario.es
El sol aplastante, absoluto protagonista de Rock in Río

El sol aplastante, absoluto protagonista de Rock in Río

sábado 28 de junio de 2008, 00:00h
El sol aplastante con que recibía la Ciudad del Rock levantada en Arganda del Rey a sus visitantes se convirtió en el absoluto protagonista de la primera jornada de Rock in Río Madrid, en la que brillaron con luz propia sus primeros participantes, Alanis Morissette, Jack Johnson y Loquillo.
A la espera de los dos cabeza del cartel de este evento internacional, con una programación de los más heterogénea -prueba de ello es que comparten escenario Manolo García y Neil Young-, la cantante y compositora canadiense Alanis Morissette era la primera de las grandes estrellas en asomarse al Escenario Mundo.

La músico de Otawa se metía en el bolsillo de su chaleco blanco al no muy numeroso, pero variopinto público que a últimas horas de la tarde se agolpaba delante del escenario, mostrando una voz excelente y sus ya clásicos contoneos psicodélicos.

Alanis ofreció lo mejor de su repertorio, en el que no faltaron "You Oughta Know", "Ironic", "You Learn" y la inevitable "Thank you", y presentó alguna que otra nueva canción, como "Underneath", de su último álbum, "Flavors of Entaglement".

Le seguía en el escenario el hawaiano Jack Johnson, ese que dejó su mayor pasión, el surf, por la otra que más le gusta, la música, convirtiéndose en uno de los músicos de culto de las nuevas generaciones de la costa oeste de Estados Unidos, siendo comparado con Ben Harper y Dave Matthews, y definido por muchos como el "beach boy del siglo XXI",

Con temas como "Bubble toes", "Flake" y "Fortunate fool", Jack Johnson ofreció un recital acústico, agradable y relajante, ante un millar de seguidores que se movía al ritmo de las melodías de playa y palmeras del músico americano.

Mientras, en el escenario Hot Stage, Loquillo competía con Alanis Morissette y conseguía congregar a cientos de fans entregados, compañeros de tupé, algunos a los que ya les faltaba pelo que peinar y seguidores con camisetas nostálgicas de Loquillo y Trogloditas, gritando y recibiendo con los brazos en alto y al grito de "loco" a un Loquillo de negro impoluto y pleno de energía.

"Cruzando el paraíso", "Arte y ensayo" y "Memoria de jóvenes airados" fueron algunas de las canciones con las que el mítico cantante de los 80 animó a un público que coreaba a pleno pulmón los estribillos de "Feo, fuerte y formal", "Cuando fuimos los mejores" y "El ritmo del garaje".

Bebiendo tragos de una copa, con peine en el bolsillo de la americana y con su sonrisa cómplice, Loquillo cerraba el Hot Stage, que antes habían pisado con menor éxito de público las bandas noveles Lilith y The Right Ones.

Pero no sólo hay música en Rock in Río Madrid, una Ciudad del Ocio, en la que buscar una sombra -bien debajo de las grandes setas blancas levantadas para la ocasión, en las zonas de restauración o bajo un simple andamio- se convertía en una tarea obligada.

La oferta de ocio que tiene Rock in Río Madrid es de lo más amplia y te permite subir a una gran noria para ver todo el recinto; en una tirolina, que pasa por delante y a lo largo del escenario principal y que dio multitud de problemas técnicos en un primer momento, e incluso bajar por una rampa de nieve o practicar el skateboard; eso sí con largas colas en todas ellas, que hacían los más pacientes y atrevidos.

Bajo un sol de justicia, aunque aliviados por la gran cantidad de fuentes que atraviesan todo el espacio de Rock in Río, los espectadores podían también informarse de cómo buscar un primer empleo en una oficina de trabajo temporal, visitar un 'stand' de una escuela de cine o comprar un recuerdo en las tiendas oficiales, en las que se puede encontrar desde camisetas de 30 euros a llaveros y chapas de cinco.

También, algunos "top-models" patrios como Martina Klein y Andrés Velencoso, desfilaban en el Espacio Moda, luciendo ropa de diferentes firmas, para luego acercarse a una gran zona vip, a la que sólo podían pasar los que pagaban 265 euros o unos cuantos elegidos.

Entre ellos la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, quien salió a ver el Escenario Mundo acompañada por el presidente de Rock in Río, Roberto Medina, y el alcalde de Arganda del Rey, Ginés López, justo después de que terminara la presentación de la ópera "Help me" dirigida por Jesús Yanes.

Los espectadores, pañuelo blanco en mano, agitado "por un mundo mejor", recibieron con abucheos a Aguirre, minutos antes de que sonara "Imagine", de John Lennon, interpretada por la Joven Orquesta de la Comunidad de Madrid.

Tras entonar la melodía del himno de Rock in Río, la patrulla Áquila de las Fuerzas Armadas sobrevoló dos veces la "ciudad del rock" dando comienzo oficialmente a los cinco días de Rock in Río Madrid.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios