www.madridiario.es

Según Gonzalo Moure, arquitecto ganador del proyecto

Las obras en las Escuelas Pías de San Antón comenzarán en marzo

Las obras en las Escuelas Pías de San Antón comenzarán en marzo

Por Miguel Ángel Medina
domingo 28 de enero de 2007, 00:00h

La primera piedra de las obras en las Escuelas Pías de San Antón se pondrá previsiblemente a mediados de marzo, según lo ha confirmado a MDO el arquitecto ganador del concurso de ideas, Gonzalo Moure. En febrero se entregará el proyecto de ejecución de la infraestructura -que albergará la futura sede del COAM y equipamientos para el barrio-, con un presupuesto estimado en unos 31 millones de euros.

Gonzalo Moure, arquitecto ganador del proyecto de la Escuelas Pías de San Antón"En septiembre de 2006 entregamos el proyecto básico. En estos momentos se está tramitando la licencia, y a mediados del mes de febrero entregaremos el proyecto de ejecución, y a mediados del mes de marzo se prevé que se ponga la primera piedra". Así se lo ha explicado a MDO Gonzalo Moure, el arquitecto ganador del concurso de ideas para rehabilitar las Escuelas Pías de San Antón, en la céntrica calle Hortaleza. 

Según Moure, ya se puede hablar de un presupuesto para la realización de la obra. "El presupuesto que entregamos en el proyecto básico es de unos 31 millones de euros", que corre totalmente a cargo del Colegio de Arquitectos de Madrid (COAM). A cambio, el COAM podrá utilizar durante 75 años una parte de la infraestructura para ubicar su sede. En principio, los plazos hablan de que la reforma estará finalizada en 2010, tres años después de su inicio. 
 
Interior de las Escuelas Pías de San AntónUn jardín en el centro de Madrid
El proyecto ganador del concurso, que se falló en septiembre de 2005, se titula "Sobre un jardín" y prevé crear un jardín en el interior del edificio, que tendrán salida al barrio con dos pasajes en las calles Santa Brígida y Farmacia. "Abrir un jardín de casi 1.600 metros cuadrados en el interior del edificio, creo que le va a dar mucha vida al barrio", dice Moure sobre su idea. Además, considera que "poner en uso un edificio que está deshabitado es una alegría para todo el mundo".

La nueva infraestructura albergará la futura sede del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid, así como el Centro de Documentación del Museo de Arquitectura. Por su parte, un cubo de vidrio situado en el jardín, a espaldas de la iglesia, acogerá algunas dependencias del COAM, como papelería y publicaciones."Para el Colegio de Arquitectos, cambiar de sede va a ser una maravilla", ya que  "en la actualidad estamos en la calle Barquillo y aquí vamos a tener mucho más espacio, aire, luz, y un edificio magnífico", cuenta Moure, que admite que la actual sede "no está acorde" con las necesidades de los arquitectos.

Interior del espacio, todavía en mal estadoEquipamientos para el barrio
Pero no sólo los arquitectos se van a beneficiar de esta remodelación, sino que también los vecinos del barrio verán cómo se suplen algunas de las carencias de este distrito, ya que están previstos importantes equipamientos públicos para el barrio. El propio ganador del concurso de ideas explica que en este lugar se ubicará "una biblioteca pública, una escuela infantil, un centro de mayores y una piscina", con la particularidad de que ésta se situará en la planta superior.

También habrá un aparcamiento subterráneo con 500 plazas, de las que casi dos tercios serán para residentes de la zona. "Doscientas de estas plazas serán de dotación, es decir, 80 para el Ayuntamiento de Madrid y otras 120 para el COAM, mientras que las otras 300 serán para los vecinos residentes", cuenta el arquitecto. Por último, la Iglesia de San Antón, que forma parte de la manzana y se encuentra actualmente en mal estado, se rehabilitará y se mantendrá como templo con el nuevo proyecto.

Un colegio con historia
Las Escuelas Pías de San Antón cuentan con una larga historia. En el 1600, el terreno fue adquirido por la Orden de San Antonio Abad. A mediados del siglo XVII se construyó el templo, que adquirió gran popularidad. Un siglo más tarde, la manzana cambió de titularidad, pasando a las Escuelas Pías de San José de Calasanz. En 1795 comenzó a construirse el colegio y se respetó la iglesia. En el edificio se instaló la comunidad de los Escolapios bajo la protección de Carlos IV. El edificio fue ampliado en varias ocasiones y cerró sus puertas durante la Guerra de Independencia y la Guerra Civil, período durante el que fue convertido en cárcel. Las clases se reanudaron y se mantuvieron hasta el año 1989. Abandonado el edificio en 1995, sufrió un gran incendio y paso a ser titularidad del Ayuntamiento en el año 1999.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios