www.madridiario.es
En busca de los detalles

En busca de los detalles

lunes 23 de junio de 2008, 00:00h
Compartir con el espectador los detalles aparentemente invisibles para los demás. Ese es el objetivo de la muestra 'Detalles invisibles' que, con motivo del Premio Nacional de Fotografía otorgado en 2006 a Pablo Pérez-Mínguez, el Ministerio de Cultura ha realizado en el Museo de América. A través de esta exposición se hace una revisión del archivo que este fotógrafo, -una de las figuras centrales de la fotografía española-, ha reunido a lo largo de más de cuarenta años.
'Detalles invisibles' es un "homenaje a la luz, lo analógico, la amistad, el humor, la fotografía... es decir, es un homenaje a todo el mundo del arte y la fotografía". Así lo señaló el propio Pablo Pérez-Mínguez durante la inauguración de la exposición 'Detalles invisibles'. Una muestra que ha organizado el Ministerio de Cultura y que se incluye en el programa oficial de PHotoEspaña 2008.

Comisariada por Carlos Serrano la  muestra ofrece un total de 111 fotografías del fundador de la revista 'Nueva Lente' en 1971 y de 'Photocentro' y 'Photogalería' en 1975.  "Me encanta cambiar de estilo", declaraba el artista para explicar la mezcla tan diversa de fotografías que componen su exposición. Una muestra que comienza con imágenes captadas en los años 60 en blanco y negro.

En concreto con una fechada el 19 de septiembre de 1969 con el título de 'Aquella dicha'. Y es que para Pablo Pérez-Mínguez "el tiempo es fundamental. Me gusta siempre dejar constancia, lo más exactamente posible, de las fechas en que realizo mis fotos. Para mí es tan importante como las propias fotos". De igual modo, también le da mucha importancia a "los subtítulos".

Tras la muerte de Franco "empezamos a ver el mundo en color". De ahí, que la  mayoría de sus imágenes abandonaran el blanco y negro. Ya en los años 80 Pablo Pérez-Mínguez se hizo especialmente relevante por retratar a los iconos de La Movida madrileña. De hecho, Pérez-Mínguez considera como un honor el haber sido el artista que fotografió, por primera vez de forma profesional, a personajes como Pedro Almodóvar, Alejandro Sanz, Azúcar Moreno...

Y es que este artista se convirtió en el fotógrafo de referencia en el Madrid de los años 70 y 80 por la gran cantidad de retratos, ya históricos, de personajes de La Movida. "Me gusta estar haciendo 'Meninas' continuamente. Fotos vulgares las puede hacer todo el mundo. Yo quiero hacer iconos que todo el mundo conozca", señalaba en el Museo de América este fotógrafo que, según reconoció, lleva la cámara siempre al cuello.

Para él "la vida es maravillosa cuando la veo a través de la fotografía, de una máquina de fotos". Sin ella, Pablo Pérez-Mínguez ve el mundo "mucho más automático, como si la vida no tuviera sentido, como si a un zoo le hubieran quitado los animales".

Durante 40 años Pérez-Mínguez ha fotografiado a personas, paisajes, objetos, animales...y en todas sus fotografías busca siempre una tensión porque a  Pérez-Mínguez le interesa que en todas sus fotografías haya siempre una "pequeña  tensión, una complicidad con el espectador".

Elena Hernández, subdirectora general de Promoción de las Bellas Artes del Ministerio de Cultura, está segura de que esta muestra "va a ser un verdadero éxito" ya que se espera una gran afluencia de visitantes, los cuales podrán contemplar la exposición 'Detalles invisibles' hasta el 28 de septiembre.

Paisajes, heridas, tatuajes... detalles de todo tipo pueden verse en esta muestra con las que este fotógrafo, que reivindica su derecho a sentirse madrileño y español, saca las "huellas de la vida". Todo a través de unas fotografías en las que "nadie posa, todo es improvisación".

Por la izquierda, Pablo Pérez-Mínguez, Elena Hernando, Mª Paz Cabello -directora Museo de América-, y Carlos SerranoEn definitiva, a través de esta muestra Pérez-Mínguez demuestra que "en los pequeños detalles de las cosas se encuentra la verdadera esencia". De ahí, que entre tantas y tantas imágenes inéditas acumuladas por el artista se haya apostado, en esta ocasión, por la visión más intimista de un autor ensimismado en el mundo que lo rodea. Una visión que parte de aceptar como máxima la espontaneidad de la vida misma.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios