www.madridiario.es

La obra, escrita por Ibsen en 1882, tiene una gran carga política

Gerardo Vera trae a Madrid 'Un enemigo del pueblo'

martes 23 de enero de 2007, 00:00h
El director del Centro Dramático Nacional, Gerardo Vera, pone en escena en el Teatro Valle-Inclán 'Un enemigo del pueblo', una obra con gran carga política escrita por Henrik Ibsen en 1882, que penetra en la conciencia cívica del ciudadano y habla de la democracia y sus perversiones.
Hasta el 25 de marzo y con un elenco encabezado por Francesc Orella, Israel Elejalde, Elisabet Gelabert, Olivia Molina y Walter Vidarte, entre otros, 'Un enemigo del pueblo' ha sido reescrito por el dramaturgo Juan Mayorga, quien vuelve a colaborar con Gerardo Vera después de 'Divinas palabras'.

Consciente de la complejidad del texto del Premio Nobel noruego, Vera ha apostado esta temporada por afrontar "un clásico controvertido, que habla de cosas que vemos todos los días en los periódicos, de la invasión de lo privado en lo público y de lo público en lo privado". Sin olvidar la carga humana de los personajes, en la que tanto profundiza Ibsen, Gerardo Vera reconoce que este montaje, sobre todo, "va a inquietar al espectador porque apela a su responsabilidad como ciudadano".

El doctor Thomas Stockmann es un prestigioso miembro de la sociedad de una pequeña ciudad que vive en torno a la riqueza que genera su balneario, hasta que todo cambia porque descubre que el agua está contaminada y avisa a la comunidad sobre los graves peligros que se ciernen sobre la salud de las personas. Interpretado por Francesc Orella, el Doctor Stockmann es un hombre controvertido, que lucha por sus ideales, pero también con mucho ego y altas dosis de vanidad. Se enfrenta a la ciudad por decir la verdad y acaba por afirmar que toda la comunidad está envenenada, porque la mayoría que la gobierna no tiene ni puede tener razón.

"Es una función que tiene que ver con la propia complejidad de Ibsen, un hombre muy contradictorio", añadió Vera, quien ha optado por una escenografía muy sencilla, que favorece la desnudez a través de imágenes y sugerencias, buscando que las emociones fluyan de manera fácil. "Es un drama, casi una tragedia, sobre el precio que paga un hombre por decir la verdad. Es una gran obra de teatro política, pero también sobre el destino individual, en este caso del Doctor Stockmann", explicó este martes Mayorga, quien ha refrescado el lenguaje del texto original y la presencia de los medios de comunicación.

Así, Mayorga ha cambiado el original periódico local de la obra por una televisión local, un importante detalle en el espectáculo, donde la televisión está presente siempre, tiene algo de informe televisivo, y en el que se habla de los medios de comunicación que pactan con el poder.

Israel Elejalde, que da vida al director de la cadena de televisión local, se refirió así a su personaje y al espectáculo: "No es un montaje maniqueo; todos los personajes son comprensibles, y Hovstad -el que él interpreta- es fiel al sistema". Mayorga también ha reforzado la presencia de los personajes femeninos del texto original, contando con la interpretación de Elisabert Gelabert, en el papel de esposa del Doctor Stockmann, y Olivia Molina, dando vida a su hija.

Kat Stockmann, la esposa del doctor, representa el conflicto de seguir adelante junto a un hombre tan difícil como el doctor, aseguró Gelabert, quien comparte escenario con Olivia Molina, quien definió a Petra, su personaje, como una mujer que empieza a entrar en la rueda de la sociedad y que adora a su padre, con cuyos ideales se siente plenamente identificada.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.