www.madridiario.es

Muestran su preocupación ante los hechos ocurridos este fin de semana

Los vecinos dicen que 'no hay racismo' en la ciudad

Los vecinos dicen que "no hay racismo" en la ciudad

Por MDO/Agencias
lunes 22 de enero de 2007, 00:00h
Vecinos de Alcorcón mostraron este lunes su "preocupación" tras la concentración contra grupos violentos sudamericanos celebrada este domingo en la ciudad aunque la mayoría cree que no existe racismo en la localidad. Este lunes, un centenar de jóvenes se concentró en el Ayuntamiento para pedir más seguridad.  Por su parte, varias entidades sociales también han reaccionado con "preocupación" ante lo sucedido en la localidad alcorconera y piden políticas de prevención para que no vuelvan a suceder hechos similares.
Muchos vecinos califican los hechos producidos durante el fin de semana  "sorprendentes" y "no muy habituales". Los ciudadanos opinaron que es "injusto" que "paguen justos por pecadores, ya que hay inmigrantes que sólo vienen a labrarse un futuro" y que "es muy triste que se combata la violencia con más violencia".

Otros consideran que no todos los jóvenes que profirieron insultos racistas en la concentración son de Alcorcón sino que acudieron a la ciudad "a montarla simplemente porque sí". "La imagen de Alcorcón se ha visto muy deteriorada con unas imágenes que todos hemos visto en la televisión y que nos han avergonzado", aseguró una mujer, que añadió: "tengo miedo por mis hijos porque estas bandas latinas pueden hacer mucho daño".

La preocupación en la localidad es tan grande que un centenar de personas, la mayoría jóvenes con edades comprendidas entre los 14 y los 20 años, se concentraron en la plaza del Ayuntamiento para exigir más seguridad. La concentración fue disuelta por la Policía Nacional, aunque al final acabaron formándose pequeños grupos a los que se sumaron espontáneamente vecinos del municipio. Los jóvenes criticaron la actitud de la Policía al no permitirles que se manifestaran. "Nos han pedido el DNI, nos han registrado, pero a los que llevan catanas, puñales y navajas a esos no lo cogen", manifestó uno de ellos.

Algunos de los allí concentrados exigieron a la Policía que solucione este problema. "Si la Policía no pone remedio, lo vamos a poner nosotros. No vamos a permitir en nuestro pueblo, que esta gente haga lo que les de la gana", manifestaron un grupo de jóvenes. Los manifestantes recriminaron al alcalde de la ciudad, Enrique Cascallana, que diga que este tipo de sucesos son incidentes aislados. "Esto ocurre casi todos los días, lo que pasa que él no lo ve porque va escoltado. Todos los días hay movidas, no tan graves como la de este fin de semana, pero las hay", añadieron.

"No hay que hacer generalizaciones"
Por otro lado, el portavoz de la Asociación Hispano-Ecuatoriana Rumiñahui, Raúl Giménez, apeló a la inteligencia de todos los españoles para no dejarse manipular por agitadores y no permitir generalizaciones que vayan en contra de colectivos de inmigrantes que vienen a trabajar. Por su parte, la directora de Prevención Situacional de la División de Seguridad Ciudadana del Ministerio del Interior de Chile y presidenta de la ICA para Latinoamérica y el Caribe, Macarena Rau, apostó por la prevención como método para combatir este tipo de episodios violentos.

La Federación Estatal SoS Racismo y el Movimiento contra la Intolerancia advirtieron también de la necesidad de poner en marcha medidas de prevención para que evitar más sucesos como el de Alcorcón pueden degenerar en futuros "brotes racistas". El portavoz en Madrid de SoS Racismo, Javier Ramírez, pidió primero que se aclaren las responsabilidades penales de la reyerta que tuvo lugar el sábado por la noche, al tiempo que  manifestó su preocupación ante la aparición de grupos de jóvenes que etiquetan a los latinos en el ámbito de la criminalidad. En la misma línea se manifestó el presidente del Movimiento contra la Intolerancia, Estaban Ibarra, que señaló la necesidad de prevenir, por un lado, la violencia juvenil y, por el otro, dejar de minimizar la existencia de grupos racistas.

Por último, el secretario general de CCOO de Madrid, Javier López, dijo que no quiere creer que la reyerta sea una actitud vinculada a fenómenos racistas y lo relacionó más con la "falta de tiempo de los padres para atender y educar a sus hijos". Arturo Canalda, Defensor del Menor, Ve "con profunda preocupación" lo sucedido y cree que todo obedece a un problema social de fondo que hay que atajar con prevención y educación.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios