www.madridiario.es
Hacia una industria papelera más sostenible

Hacia una industria papelera más sostenible

viernes 16 de mayo de 2008, 00:00h
El Proyecto PROLIPAPEL es una iniciativa conjunta de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y otras instituciones dirigido a la producción de papel reciclado de la Comunidad de Madrid.
PROLIPAPEL es una iniciativa conjunta de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) Comunidad de Madrid, el CIB-CSIC, el  INIA y el CIEMAT que tiene como objetivo contribuir a mejorar la sostenibilidad de la producción de papel reciclado de la Comunidad de Madrid.

En España, a diferencia de lo que ocurre en los países del entorno, el sector papelero ha experimentado un fuerte crecimiento en los últimos años. En el periodo 2005-2007 la capacidad de producción ha aumentado un 25 por ciento debido a la instalación de nuevas líneas de producción, todas ellas basadas en la utilización de papel recuperado como materia prima. La industria papelera española es líder en producción de papel reciclado a nivel europeo. Para dar una idea de la importancia del papel reciclado en nuestro país, basta saber que por cada 100 kilos de papel que se fabrican en España, se consumen unos 84 kilos de papel reciclado como materia prima. Con todo, al igual que el resto de sectores productivos, la industria papelera se enfrenta a una difícil situación a consecuencia de la subida de los precios de la energía.

El Grupo de Investigación de Celulosa y Papel de la Universidad Complutense de Madrid, coordinado por la Dra. Ángeles Blanco lleva desde 1994 dedicado a mejorar los aspectos energéticos y medioambientales de las operaciones que integran los procesos papeleros. Con este enfoque, el grupo ha desarrollado un nuevo tipo de reómetro para medir las propiedades reológicas de pastas de papel que puede contribuir a alcanzar ahorros significativos de energía para las industrias papeleras. Hasta la fecha, el diseño de los equipos de bombeo de pastas se ha hecho de forma estimativa en función de parámetros reológicos tabulados para un número reducido de pastas muy concretas que poco tienen que ver con las pastas recicladas que se emplean realmente en la industria, por lo general de carácter heterogéneo y composición variable.

Esta metodología de diseño implica que los sistemas de bombeo de pastas se sobredimensionen en exceso o que se trabaje con potencias de bombeo innecesariamente altas para el transporte de material en las instalaciones, prácticas que comportan, en un caso, una elevada inversión en equipos, y en el otro, un excesivo consumo energético.

Con el reómetro, recientemente patentado por el Grupo de Investigación de Celulosa y Papel y comercializado por Millvision, es posible determinar de manera precisa los parámetros reológicos necesarios para el diseño de bombas de forma que se ajusten a las necesidades reales de bombeo de cualquier tipo de pasta virgen o reciclada, permitiendo trabajar con equipos más pequeños y con condiciones de bombeo más suaves, que se traducen en un importante ahorro de energía.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios