www.madridiario.es
El TS reduce la pena a una maltratada que atacó a policías por tardar en atenderla

El TS reduce la pena a una maltratada que atacó a policías por tardar en atenderla

Por MDO/E.P.
viernes 18 de abril de 2008, 00:00h
El Tribunal Supremo ha reducido de seis a tres meses de prisión la pena impuesta por la Audiencia Provincial de Madrid a una mujer que fue condenada por un delito de malos tratos y atentado tras agredir a varios policías. Al parecer, los agentes tardaron en atenderla en una comisaría a la que acudió para cursar una denuncia contra su marido, que la había agredido previamente en el marco de una fuerte discusión conyugal.
En la sentencia -de la que ha sido ponente el magistrado José Antonio Martín Pallín- el alto tribunal argumenta su decisión asegurando que "es justo valorar todo este escenario para llegar a la conclusión de que, sin justificar la reacción, ésta estaba motivada por la tardanza en atenderla y sobre todo por la excitación que se refleja en el hecho probado".

Los hechos tuvieron lugar el 21 de agosto de 2002 cuando la mujer, Laura M.R. llamó a la policía después de haber sido agredida por su marido tras una fuerte discusión en su domicilio de Madrid. De hecho, cuando los agentes policiales se personaron en el inmueble conyugal, tuvieron que proceder a separarles ya que el hombre agarraba a la mujer "fuertemente por el cuello", tal y como consta en el relato de hechos probados de la sentencia.

Tras la discusión, los agentes trasladaron a la mujer a un centro hospitalario donde un médico le detectó contusiones y hematomas múltiples, así como un estado de gran agitación nerviosa y ansiedad. Posteriormente fue llevada a comisaría con el fin de presentar una denuncia contra su marido. Sin embargo, tres horas después de la discusión, Laura seguía sin cursar su denuncia.

La mujer llegó a entrar en la oficina de denuncias exigiendo ser atendida y se le contestó que, como todos los funcionarios de la Policía estaban ocupados con otros denunciantes, debía esperar su turno. Ante esto, la acusada se fue pero volvió al poco rato, esta vez en un gran estado de nerviosismo y ansiedad, gritando "hijos de puta, os voy a matar a todos, no tenéis cojones", según la sentencia.

Atenuante de arrebato

A partir de ese momento, Laura provocó varias lesiones a los agentes que intentaron reducirla y dado que no se calmaba tuvieron que llevarla hasta los calabozos. "Laura continuaba lanzando patadas contra todo, presa de una agitación, continuando así por las escaleras que bajaban a la zona de calabozos, hasta llegar a la puerta del calabozo que estaba abriendo una policía, a la que Laura propinó un fuerte tirón de pelo", añaden los hechos probados.

Ante esto, la Audiencia Provincial de Madrid condenó el 5 de julio de 2007 a Laura M.R. como autora material de un delito de atentado, dos faltas de lesiones y una falta de malos tratos, con la circunstancia atenuante de arrebato como muy cualificada, a la pena de seis meses de cárcel. Además, se le impuso una multa de 375 euros y se le obligó a indemnizar con otros 900 euros a uno de los agentes por las lesiones que le causó.

La sentencia absolvió a los policías y , no conforme con esta decisión, Laura M.R. recurrió en casación ante el Tribunal Supremo que ahora ha decidido mantener la condena de tres meses de cárcel por el delito de atentado con la atenuante muy cualificada de arrebato, pero que la absuelve del delito de malos tratos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios