www.madridiario.es
Comienza la 'limpieza general' de Usera

Comienza la "limpieza general" de Usera

martes 08 de abril de 2008, 00:00h
La delegada de Medio Ambiente, Ana Botella, ha visitado hoy el distrito de Usera para comprobar la buena marcha del Plan de Limpieza General, que va a realizar 24 actuaciones en doce zonas concretas, que abarcan un total de 169 calles sobre las que se trabaja dos veces al año. Botella ha subrayado que la limpieza de las calles “es una responsabilidad compartida por todos”.
Cada actuación del Plan de Limpieza General de Usera es abordada por 92 operarios y en cada una de ellas se utilizan 60 máquinas. Este operativo especial pretende incrementar la calidad de la limpieza de la Ciudad de Madrid, una de las urbes europeas que más invierte en tener a punto sus calles, según la delegada de Medio Ambiente.

Botella ha explicado que, hasta el momento, se han realizado cinco intervenciones del mencionado Plan de Limpieza: Orcasitas, Zofío, Pradolongo, San Fermín y avenida de Rosales. Ya se han barrido 10.500 metros cuadrados de calle, se han recogido hasta 3.653 kilos de muebles viejos y limpiado y repuesto papeleras, cubos de basura y los contenedores de vidrio, papel y plástico. “Es una satisfacción visitar Usera –subrayó– y comprobar la buena marcha del Plan de Limpieza General”, que comenzó en octubre de 2007 en el barrio de Malasaña y se extendió a todos los distritos en enero de este año.

Son actuaciones integrales en las que los operarios municipales recogen muebles y enseres; limpian y reemplazan papeleras y contenedores, y limpian los graffiti de las fachadas, las manchas del pavimento y los excrementos caninos. También baldean y barren a fondo las calles.

Combatir los graffiti
Botella ha recordado que, tanto en sus visitas a los barrios como a través de encuestas, cartas y correos electrónicos, ha comprobado que son una gran mayoría los vecinos que han expresado su satisfacción por la puesta en marcha del Plan de Limpieza General.

El operativo está combatiendo de forma especial los graffiti que, según la delegada, “no sólo afean la ciudad, también generan un coste absurdo que pagan los madrileños con sus impuestos” y que se eleva hasta los seis millones de euros. Sólo en el distrito de Usera se limpiaron 50.480 metros cuadrados de graffiti el pasado año.

La nueva Ordenanza de Limpieza que elabora el Gobierno de Ruiz-Gallardón contempla un aumento de las sanciones para quienes realicen pintadas y graffiti. En la actualidad estas infracciones conllevan una multa máxima de 150 euros; la nueva norma fijará una sanción de entre 300 y 3.000 euros, y hasta 6.000 en caso de reincidencia.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios