www.madridiario.es
La Cámara asesora para aplicar la Ley de Protección de Datos

La Cámara asesora para aplicar la Ley de Protección de Datos

Por MDO
miércoles 19 de marzo de 2008, 00:00h
En un mes, el próximo 19 de abril, entra en vigor el nuevo Reglamento que desarrolla la la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD). Este desarrollo reglamentario ha venido acompañado de gran polémica,  debido a las dificultades que implica su aplicación. la Cámara de Comercio de Madrid ofrece a las organizaciones empresariales madrileñas su apoyo para que las empresas optimicen el esfuerzo adicional que ello supone y extraigan beneficios de su correcta aplicación.
En concreto, y con el objetivo de ayudar a las empresas del norte de la región a superar los obstáculos para su productividad que en principio parece tener el ajustarse a la nueva legislación, la Cámara de Comercio de Madrid ha emprendido su acción informativa en colaboración con la Asociación de Empresarios de Alcobendas (AICA). Esta institución y AICA difunden entre las empresas de la zona la idea de que esta nueva legislación se presenta como una gran oportunidad para conseguir una mejora sustancial de la imagen que transmiten las empresas y, por lo tanto, un avance hacia la excelencia en la gestión.

Nuevas tecnologías de la información
El nuevo texto reglamentario tiene como principal fin adaptar la LOPD al desarrollo actual de las tecnologías de la información como medio de comunicación de datos. Además, el Reglamento ha aclarado determinados aspectos a partir de las experiencias y dudas que han ido surgiendo desde que se aprobara la Ley en diciembre de 1999.

Por ejemplo, aclara que la normativa de datos personales sólo se aplica a personas físicas. Por lo tanto, no están sujetos a la LOPD los ficheros que incluyan datos de contacto profesionales de las personas físicas que prestan sus servicios a las empresas, es decir: nombre, apellidos, cargos, dirección postal y electrónica y teléfonos de contacto.

Otra de las novedades se refiere la regulación del consentimiento, que supone que los interesados pueden negarse a que sus datos se usen para otro fin que el explícitamente especificado y, por lo tanto, podrán oponerse a su utilización para otras finalidades de las que no tienen conocimiento.  Además, el nuevo Reglamento regula el tratamiento de los datos de los menores de edad, ya que exige la aprobación paterna para usar los datos del menor en un lenguaje fácilmente comprensible.

El efecto de la buena imagen
La Cámara de Comercio de Madrid y AICA insisten en la importancia que tiene el papel de las empresas para la aplicación eficaz de este nuevo Reglamento, ya que éstas son las responsables del tratamiento adecuado de los datos de sus clientes, proveedores y empleados.

Por ello, las empresas deben establecer las medidas necesarias para garantizar la seguridad que deben reunir los ficheros, los equipos, sistemas y las personas que intervengan en el tratamiento de los datos de carácter personal de los interesados. También tienen que cumplir con las obligaciones de tipo jurídico, como son el deber de la información, la obtención del consentimiento en aquellos casos que sea necesario o establecer las relaciones contractuales pertinentes.

“Tener buena imagen siempre se traduce en beneficios”, afirma Luis Suárez de Lezo, secretario general de AICA.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios