www.madridiario.es

De 'paso' por la M-30

El Arco Este de la M-30 contará con siete pasarelas peatonales
previstas para futuros carril bici

viernes 20 de octubre de 2006, 00:00h
Los peatones también han sido tenidos en cuenta en las obras de la M-30. Las cinco obras del Arco Este ya han sido inauguradas, pero ahora se construirán siete pasarelas peatonales que cruzarán los principales puntos frecuentados por los madrileños. Por el momento, el Ayuntamiento ya ha aprobado el concurso para la instalación de una nueva instalación frente al polideportivo San Juan Bautista, una zona "en la que había más urgencia porque al no haber galibo suficiente en la pasarela hay un carril de la M-30 cerrado", explica a MDO la ingeniera de la dirección de obras de Madrid Calle 30, Mercedes Jack.

Siete pasarelas se instalarán en la zona del Arco Este de la M-30 para hacer "más cómodos los trayectos de los madrileños". Según Jack, se construirán dos nuevas pasarelas en la misma ubicación que tenían otras dos instalaciones actuales porque "éstas tienen pendientes excesivas y no cuentan con el galibo suficiente recomendado por Fomento". Además, todas estos nuevos pasos incluirán una anchura suficiente para que se puedan integrar en la Plan Director Ciclista. Así, se ejecutarán dos nuevas pasarelas en la zona de Chamartín, una de ellas concretamente frente al polideportivo San Juan Bautista, que tendrá un presupuesto de 1,7 millones de euros. La otra pasarela se edificará entre las calles Prieto Ureña y Ángel Gordillo. Además, se colocarán cinco nuevas infraestructuras peatonales que antes no existían.

Jack señala que para la construcción de las pasarelas "se creó una comisión que elaboró un estudio de la permeabilidad transversal de la zona". Los informes determinaron los usos y actividades en los márgenes de la M-30, las dotaciones y espacios más frecuentados por los ciudadanos y, además, hicieron un análisis sobre los principales flujos peatonales. Sobre las primeras propuestas, se hicieron pequeñas modificaciones, pero se pensó que las pasarelas debían tener unas características generales que deberán estar recogidas en los proyectos que se presenten para su construcción.

"Hemos comprobado que los antiguas pasos eran intransitables con pendientes excesivas y hemos visto las necesidades de cambio". Por ello, las próximas construcciones tendrán que contar con trayectros cómodos, seguros y atractivos "para que el peatón no tenga la sensación de estar enclaustrado", señala Jack. Además, deberán tener un diseño accesible y una anchura de 5 metros, así como evitar las grandes pendientes, "para que a una persona mayor, o a alguien que vaya con un carrito no le sea complicada la subida", explica. Otra de las condiciones es que en las edificaciones se deberán instalar una ilumnación que mejore la seguridad del viandante además de estar cubiertas para protegerlos de los vientos o la lluvia.

La ingeniera destaca además que las pasarelas deben "ser sobre todo funcionales aunque también hay que buscar un equilibrio con la estética, y disponer de protección acústica para que al pasear puedas charlar tranquilamente o incluso sentarte, ya que cabe la posibilidad de que el diseño incluya bancos". Asimismo, se intentará que estén acondicionadas para que no puedan pintarse graffitis y no se deteriore el aspecto visual. Jack dice que una de las posibilidades es edificarlas de forma similar al puente de Ventas. Otra de las funciones fundamentales es su integración al paisaje, "podríamos incluso plantar en ellas y adecuarlas al medioambiente", señala la ingeniera.

Cinco nuevas construcciones
Los proyectos aún no están redactados, pero ya se sabe el lugar que ocuparán las cinco nuevas pasarelas. Jack indica que para ello "se estudiaron las zonas más interesantes". En el Nudo de la Paloma se colocará un nuevo paso para acondicionar como senda peatonal la franja localizada entre el lazo del Nudo de la Paloma y la Dirección General de Policía, con el fin de permitir el acceso desde Pío XII. Además, se estudiará la ampliación del espacio peatonal de la calle Serrano Galvache en el tramo de acceso a la pasarela entre la calle Bausa y la vía de servicio de la M-30.

Entre el enlace de la M-30 y el de O´Donnell, se instalarán dos nuevas infraestructuras; una entre el Parque Breogán y el Colegio Menesiano y otra entre las calle Ramón Aguinaga y la calle San Marcelo. En la primera construcción, se tratará de minimizar la afección con el parque y se dará continuidad a los recorridos peatonales en la calle San Esteban Mora y la calle Salvador de Madariaga. En la segunda pasarela, se dará también continuidad visual y de recorridos peatonales a las calles circundantes. Por último, se colocarán dos nuevos pasos entre el enlace de O´Donnell y el Puente de los Tres Ojos. Uno de ellos irá entre el polideportivo de la Elipa y el Parque de Roma, "para dar acceso al parque así como a las piscinas y áreas deportivas". La otra se construirá entre el Monte Perdido el Puente de los Tres Ojos, "para dar accesibilidad desde el Puente, así como a los centros de salud y otras zonas de ocio".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios