www.madridiario.es

La dirección del centro estaba advertida desde 2001 de las deficiencias

Sesenta niños de Carabanchel, sin guardería por grietas en el edificio

Sesenta niños de Carabanchel, sin guardería por grietas en el edificio

Por MDO/E.P.
lunes 07 de enero de 2008, 00:00h
Sesenta niños de la guardería Valle de Oro, de Carabanchel, no podrán iniciar este martes el curso ante el cierre del centro desde el pasado 21 de diciembre por la Consejería de Educación "a causa de fallos estructurales en el edificio" y la ausencia de soluciones alternativas proporcionadas por el Gobierno regional.
Los padres de los pequeños, de edades comprendidas entre los 0 y los 3 años, se reunieron este lunes con el director de la escuela infantil, de titularidad regional, para analizar la situación y mostrar su impotencia ante la "ausencia total de la Comunidad, que está de vacaciones".

"Nadie se ha puesto en contacto con nosotros", lamentó Alicia Galdeano, miembro del Consejo Escolar y madre de uno de los párvulos. Y ello desde que el 20 de diciembre la escuela recibiera un fax convocándole a una reunión urgente en la que se les informó de que el colegio tenía que cerrar al día siguiente y con carácter indefinido por fallos estructurales en el edificio.

Al día siguiente, los padres recibieron una carta en la que se les informaba del cierre y avisándoles de que sus hijos serían reubicados en una guardería privada llamada 'Los cinco lobitos', situada en el PAU de Carabanchel. Sin embargo, dicho centro está todavía de obras y los sesenta niños de Valle de Oro tampoco pueden ser escolarizados allí.

Carta a la Comunidad
Por su parte, Ichaso Ruiz, otra de las madres afectadas, indicó que el director les informó de que el centro tenía abierto un expediente por diferentes deficiencias en la estructura del edificio desde 2001. 

Por todo ello, los padres de los sesenta alumnos de la escuela infantil Valle de Oro, de Carabanchel, pidieron este lunes a través de un carta a la Comunidad  "la inmediata escolarización de sus hijos". En una reunión celebrada este lunes, los padres de los pequeños acordaron reclamar la urgente reubicación de los niños ya que "la totalidad de los alumnos carecen de Centro educativo, incumpliendo por tanto el calendario escolar", señalaron los representantes electos del consejo escolar en la misiva .

Los padres se quejan de que el centro en el que se les ha reservado plaza "no se encuentra abierto ni en funcionamiento en la actualidad, ni se tiene certeza de su puesta en marcha", indica.

Además, los representantes de los padres exigen a la Comunidad tener a su disposición "la información pormenorizada y por escrito de la situación en que está y quedará en el futuro la escuela infantil", ya que hasta este momento no han recibido oficialmente ningún tipo de información.

Con el fin de evitar posibles traumas psicológicos a los pequeños, los padres reclaman "la permanencia de los educadores con sus respectivos alumnos, sirviendo como precedente los casos de las escuelas infantiles de Los Dorados, Los Delfines y el Pilar".

Por último, los progenitores de los sesenta alumnos sugieren a la Comunidad que si la parcela en la que se encuentra la escuela consta de 2.000 metros y tan solo 400 de ellos están afectados por las deficiencias, quedan disponibles 1.600 metros cuadrados "para instalar aulas prefabricadas que permitan mantener unidos a los niños con el mismo equipo educativo y en la misma ubicación".

"Ahora cada uno tiene que buscar soluciones independientes y tampoco ahora nadie ha hablado con nosotros, se han limitado a enviarnos una carta notificándonos el cierre", manifestó Alicia.

Ichaso Ruiz, madre de un niño de 3 años, subrayó que, al parecer, las paredes del centro presentan "grietas por las que pasa hasta un folio", aunque al estar en lugares escondidos, han pasado desapercibidas por los padres, pero no por el director, quien ha sido el promotor de las inspecciones. "No han caído cascotes porque hay un falso techo", añadió Ruiz.

Transporte
Por otra parte, los padres reclaman la financiación por parte del Gobierno regional de un transporte escolar si finalmente los pequeños son trasladados a la nueva escuela 'Los cinco lobitos', pues aunque también está en Carabanchel, se encuentra en la Avenida de la Peseta, a unos 10 kilómetros de la escuela Valle de Oro.

"Mañana (por este martes) no podrán ir a clase, que tenían que haber empezado  el día 2 de enero, así que cada uno deberá quedarse con el suyo donde pueda, con los abuelos, otros buscando una escuela privada o contratando a alguien... porque la semana pasada nadie se ponía en la Consejería de Educación", lamentó Ichaso.

Los niños, que gozan de plaza en esta guardería pública de la Comunidad, pagan hasta 220 euros al mes por el servicio.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios