www.madridiario.es

Según los vecinos, la obra genera situaciones de peligro en el tráfico

El muro derrumbado en la A-2 estará a punto el 11 de febrero

El muro derrumbado en la A-2 estará a punto el 11 de febrero

martes 08 de enero de 2008, 00:00h
Las reformas del revestimiento exterior del muro de contención de la A-2 que se derrumbó junto a Arturo Soria concluirán el 11 de febrero, según la empresa adjudicataria.
La carretera de Barcelona se está convirtiendo, poco a poco, en la autovía con más obras por terminar de toda la ciudad. El 21 de septiembre se derrumbaron quince metros del revestimiento exterior del muro de contención de la A-2 que se encuentra entre el puente de Arturo Soria y el de la calle General Aranaz, en el distrito de Ciudad Lineal. La presión de las raíces de los árboles causó el incidente. El desprendimiento provocó que se cortara la carretera y que el tráfico de la ciudad se colapsara durante varias horas. Por suerte, nadie resultó herido.

Tres meses después, los andamios todavía decoran la pared y el carril más cercano a la zona afectada, sentido salida, está precintado. Los vecinos comienzan a impacientarse con la situación. Javier, un habitante de la zona, explicaba a Madridiario que la situación provoca numerosos momentos de peligro.

"El andamio se encuentra en la salida de una parada de autobuses en plena carretera, la entrada a la calle Josefa Valcárcel y una curva con un peralte muy pronunciado. Esperemos que no pase nada, pero ya habido algún accidente en esta zona antes de que pusiesen el andamio". Teme que la reforma se demore tanto como la que  está llevando a cabo el Ministerio de Fomento en la confluencia entre la A-2, la calle Alcalá y la avenida de Logroño.

Una portavoz de la asociación de vecinos 'Quinta de la Paloma' explica que la situación es, al menos, inadecuada. "Justo encima de la zona de obras se encuentra una guardería y el andamio está junto a la zona de columpios". Añade que todavía falta mucho por hacer a pesar de que el derrumbe se produjo hace tiempo.

La responsabilidad de la obra es del Ayuntamiento de Madrid. La empresa adjudicataria de la obra, Imes Api Rehabilitación, explica que la reforma se empezó a finales de noviembre y se terminará el 11 de febrero.

El motivo de la demora se debe a que se trata de un muro muy antiguo que necesita un tratamiento especial para evitar futuros derrumbes. La primera operación que han llevado a cabo es retirar todos los ladrillos que tenía alrededor para evitar nuevos desprendimientos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.