www.madridiario.es

Desunidas no podemos

sábado 06 de marzo de 2021, 12:25h

La izquierda radical en Madrid empieza a cometer los mismos errores de fragmentación que el centro derecha. La cosa se remonta a cuando el PCE inició un proceso interno de división, que hizo que el histórico partido de Santiago Carrillo, fuera engullido por una Izquierda Unida que no terminó de aglutinar todas las esencias del viejo comunismo, desnaturalizado por la nueva realidad europea. Ante el avance del centro derecha, surgieron renovados movimientos en la izquierda radical, convencida de que IU se había convertido en poco tiempo en una idea obsoleta e insolvente para alcanzar cotas de poder en las instituciones. Y del movimiento 15-M contra la casta política establecida, nació un partido político: Podemos, para atrincherarse en el confort de una nueva casta a la medida de sus revolucionarios líderes y con marchamo de política bolivariana. Más tarde, y tras algunas disensiones internas, se cambió el nombre por el de Unidas Podemos, con el ánimo de dar mayor visibilidad a la presencia de la mujer en la nueva oferta electoral.

En el ámbito local, y con la marca Manufecturas Manuela Carmena, la nueva izquierda consiguió hacerse con el gobierno del Ayuntamiento de Madrid. Pero el poder desgasta, perturba, descoloca, despierta intereses inconfesables y dio comienzo un nuevo periodo de fragmentación interna, que hizo que a los últimos comicios locales y autonómicos esa izquierda radical se presentara a las urnas dividida en Unidas Podemos y Más Madrid. No termina aquí ese proceso de fragmentación, porque en los últimos días, cuatro de los concejales de este último partido, han decidido desligarse de la marca creada por Íñigo Errejón y formar una nueva alternativa: Recuperar Madrid, por lo que la opción política surgida del Movimiento 15-M, ya se ha dividido en tres. Dicen los ediles escindidos, que lo hacen para arrebatar el sillón de la alcaldía a Martínez Almeida, y dan la espalda a los viejos camaradas que les advierten: “divide y no vencerás”.

Mientras la situación política general aconseja el reagrupamiento del centro derecha (PP-Ciudadanos y Vox) para ser una alternativa real a la izquierda, el ala radical de ésta se descompone en su parte más extrema: Unidas Podemos, Más Madrid y Recupera Madrid, o lo que es lo mismo: Desunidas No Podemos. Hay quien busca una solución para cada problema y quien tiene un problema para cada solución.

Ángel del Río

Cronista Oficial de Madrid y Getafe

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios