www.madridiario.es

Recetas fáciles al microondas

jueves 28 de enero de 2021, 14:19h
¿Sabías que el microondas puede servirte para cocinar infinidad de platos? Es muy posible que sí, pero también hay quien piensa que este electrodoméstico solamente sirve para calentar cosas y poco más. Están equivocados, porque lo cierto es que puede dar mucho más de sí.
Recetas fáciles al microondas
Ampliar

Evidentemente, a la hora de cocinar con ellos, influyen muchos aspectos como la potencia o las funciones que incluya el microondas. Además, no hay duda de que han ido avanzando con el tiempo, incluyendo cada vez más funciones. Por eso te recomendamos que mires entre los de esta marca top, entre los que seguro que encuentras más de uno que cumpla estas condiciones.

Para que veas lo sencillo que resulta cocinar con microondas, vamos a darte algunas sencillísimas y rápidas recetas con las que podrás comprobarlo.

Huevos con pisto

Un delicioso plato tradicional que combina deliciosos y saludables ingredientes:

Ingredientes (cantidades para unos cuatro comensales)

  • Un par de calabacines
  • Dos pimientos rojos
  • Una cebolla
  • Cuatro huevos
  • Cuatro cucharadas soperas de tomate frito
  • Algo de sal y pimienta
  • Aceite de oliva virgen

Elaboración

  1. Pela las cebollas y los calabacines. Córtalos en forma de daditos.
  2. Lava y seca el pimiento rojo. Pícalo también en daditos.
  3. Echa todos los vegetales en un bol. Salpimenta y agrega las cuatro cucharadas de aceite de oliva. Mezcla todo bien y tápalo con papel film.
  4. Mete el bol en el microondas durante unos veinte minutos. Eso sí, deberás ir parando cada cinco minutos aproximadamente para mezclar los ingredientes.
  5. Cuando veas que ya quedan tres minutos para acabar, vuelve a parar y echa el tomate frito. Remueve bien y deja que se termine de hacer en el microondas.
  6. Ahora, echa un poco de aceite en un cuenco, teniendo en cuenta que tendrá que servir de base para que el huevo se expanda.
  7. Casca el huevo y añade también una pizquita de sal. Tapa con un plato de cristal y mételo en el microondas.
  8. Ponlo durante 50 segundos a 800 W de potencia. Cuando pasen, deja que repose durante unos 30 segundos en el interior del microondas.
  9. Repite los pasos 7 y 8 con los otros 3 huevos restantes.

Y ya está: ya tienes tu delicioso pisto. Sírvelo en cazuelitas o platos, con un huevo por encima.

Pastel de atún (frío)

Un pastel que además de delicioso es realmente saludable.

Ingredientes (cantidades para unas cuatro personas)

  • Cuatro huevos
  • 2 latas de atún natural
  • Un pimiento de piquillo
  • Dos palitos de surimi
  • Nata (brick pequeño de unos 250 ml) y sal.
  • Tomate frito y mayonesa.

Elaboración

  1. Bate los cuatro huevos. Echa el brick de nata (basta con uno de 250 mililitros).
  2. Abre las dos latas de atún y escúrrelas bien hasta que no quede nada de líquido.
  3. Echa el atún escurrido a esta mezcla (la del paso 1) y bate todo.
  4. Agrega el pimiento del piquillo y continúa batiendo. Después, echa una pizca de sal.
  5. Añade todo este contenido en un bol de forma rectangular (evidentemente, apto para microondas). Tápalo con papel film.
  6. Pincha el papel transparente con un tenedor y mete el bol en el micro.
  7. Calienta a 800 W durante 10 minutos más o menos.
  8. Cuando pase ese tiempo, pincha con un cuchillo (o brocheta) para comprobar si el pastel ya está hecho.

Ya lo tienes. Acompañado con mayonesa está riquísimo.

Tarta de queso

Un delicioso postre o un perfecto acompañamiento para bebidas como un café, chocolate o té. Además, esta variedad es especialmente saludable.

Ingredientes (cantidades para una persona)

  • Un huevo grande
  • Cien gramos de yogur natural
  • Cien gramos de queso de untar (o queso crema)
  • Una cucharadita de postre de edulcorante o endulzante (o la cantidad que prefieras)
  • Diez gramos de avena integral molida

Elaboración

  1. Echa en un bol el queso crema, el yogur, la avena, el edulcorante y el huevo.
  2. Mete el bol en el microondas y ponlo a 800 W durante un par de minutos. Cuando vaya por el minuto y medio páralo y cerciórate de cómo va el proceso de cocción. Lo habitual es que pasado ese tiempo esté hecho por los bordes, pero todavía un poco líquido en la parte del centro. Puedes ir calculando cuánto tarda en estar hecho cada 30 segundos para tener el tiempo exacto para la próxima vez.
  3. Cuando veas que ya está convenientemente hecho, saca la tarta y deja que se enfríe a temperatura ambiente. Después, ponlo a reposar un poco en la nevera para que termine de coger sabor y cuerpo.

Y ya la tienes. Puedes servirla en el mismo bol o bien desmoldarla. Hay muchas formas de decorarla. Por ejemplo, con algo de galleta picada, echándole chocolate o con unos frutos rojos por encima.

Esperamos que te animes a preparar estas recetas en el microondas. Ya verás que cocinar de este modo resulta además mucho más rápido y limpio. Todo eso sin que el resultado final desmerezca en nada a los platos preparados de otra forma.