www.madridiario.es

Qué son las placas radiantes y cómo funcionan

jueves 07 de enero de 2021, 13:23h
Una placa radiante es un sistema eléctrico de calefacción que emite calor a través de unos convectores hechos con materiales nobles
Qué son las placas radiantes y cómo funcionan
Ampliar

En esta web te ofrecemos una amplia variedad de modelos, características y precios por si te interesa comprar este tipo de aparato que calienta la estancia de forma agradable.

¿Cómo funciona una placa radiante?

Las placas radiantes emiten calor por radiación y lo transmiten directamente a las personas, los objetos y las paredes de las estancias creando un ambiente de bienestar y confortable. Con este sistema de calefacción se minimizan las pérdidas de calor porque las radiaciones no traspasan los cristales.

El funcionamiento de una placa radiante es muy similar al calentamiento que emite la luz solar en nuestro planeta. El calor se genera mediante radiación y permite aclimatar los espacios reduciendo considerablemente el gasto energético.

Los paneles radiantes aumentan la temperatura de forma instantánea al encenderse. Por lo tanto, cuanto más cerca estamos, más calor hace y también al contrario. Asimismo, cuando se apagan se detiene por completo la difusión del calor.

Ventajas de comprar una placa radiante

Puedes adquirir una solución económica si tenemos en cuenta el precio de otros sistemas convencionales. Dispones de más info en haverland, donde te ofrecemos soluciones adaptadas a tus necesidades, pensando siempre en la garantía de un espacio agradable gracias a un sistema moderno de calefacción natural con un diseño avanzado y una tecnología innovadora.

Comprar esta placa radiante es una excelente opción si la quieres complementar con otro sistema de calefacción, deseas calentar una estancia de forma ocasional o precisas un calefactor para periodos cortos de tiempo.

Las placas radiantes incluyen paneles que se pueden instalar en cualquier estancia de la casa, incluyendo la cocina y el baño. Además, no generan ni olor ni humo. Son aparatos muy silenciosos porque disponen de tecnología de circuitos impresos y resistencias no eléctricas.

Entre las principales ventajas y características que nos ofrecen estos sistemas de calefacción destacamos las siguientes:

  • Las placas radiantes tienen un consumo energético eficiente porque todo el calor se enfoca en la superficie de la calefacción y no se dispersa.
  • Este tipo de sistema es mucho más seguro que un calefactor de gas porque no hay que manipular gas inflamable y no consumen oxígeno como la calefacción por combustión.
  • Los radiadores eléctricos están expuestos al viento e intemperie.
  • Estos tipos de paneles requieren de un mantenimiento mínimo a diferencia de un calefactor que usa combustible.
  • Calientan de forma rápida con tan solo pulsar el botón de encendido.
  • Tienen dimensiones pequeñas que facilitan su colocación en cualquier rincón de la casa sin entorpecer el espacio.
  • No emiten dióxido de carbono y evitan el efecto invernadero generando un bienestar en el ambiente.

Las placas radiantes tienen la capacidad de combinarse con dos formas de difusión del calor: la radiación infrarroja y la convección. Esta combinación permite aumentar el rendimiento y confort térmico de forma rápida.

En resumen, comprar una placa radiante es una excelente decisión porque es fácil adaptarla a cualquier espacio y conseguir un ambiente saludable y confortable en el menor tiempo posible. Además, se caracteriza por ser silenciosa y tener un bajo consumo eléctrico.