www.madridiario.es

Las faltas de redacción comunes en un TFG

viernes 20 de noviembre de 2020, 18:06h
A la hora de realizar el Trabajo Fin de Grado, es muy importante que nos aseguremos de que realizamos un proyecto de calidad y que aporte un valor positivo a nuestra formación, demostrando así que hemos adquirido los conocimientos necesarios durante el estudio de la carrera universitaria
Las faltas de redacción comunes en un TFG
Ampliar

Es por ello que en esta ocasión vamos a hacer hincapié en las faltas de redacción comunes en un TFG, destacando aquellas que suelen cometer la mayoría de estudiantes y que desmerecen de forma considerable todo el trabajo.

Las faltas ortográficas en el TFG

TFG son las siglas de Trabajo Fin de Grado, y se refieren a la última asignatura que tenemos que superar en cualquier estudio de grado que se realice en las universidades españolas así como en los centros adscritos.

Se trata de un proyecto o trabajo de investigación que tiene un valor de entre 6 ECTS y 24 ECTS (entre 180 a 720 horas) dependiendo de la carrera, y cuyo objetivo principal es el de demostrar los conocimientos, competencias y habilidades que se han adquirido a lo largo de los cursos realizados.

Esto quiere decir que estamos ante uno de los trabajos más importantes de toda la carrera y que más puede definir nuestro futuro, de manera que es muy importante que nos aseguremos de que lo realizamos de forma concienzuda, prestando atención no sólo a los detalles relacionados con los estudios que hemos llevado a cabo, sino también en algo imprescindible que es demostrar que somos merecedores de obtener el título.

Aquí, la ortografía suele ser una de las asignaturas pendientes, presentándose faltas y errores en todo Trabajo Fin de Grado, algo que en cierto modo es normal y asumible, pero el problema llega en el momento en que dichas faltas se presentan como fallos reiterados en todo el trabajo, o incluso errores que se entiende deberían haber sido corregidos a lo largo de nuestra preparación académica.

Cuáles son las faltas de redacción comunes en un TFG

Vamos a hacer un recorrido para conocer algunas de las faltas más habituales que se cometen en los trabajos de fin de grado, de manera que, antes de su presentación, lo comprobéis bien y os aseguréis de que no se presentan en vuestro caso, consiguiendo así ofrecer una mejor imagen a la vez que conseguir una mayor puntuación.

Entre las faltas ortográficas y de redacción más habituales en el TFG podemos destacar:

  • “Aveces” en lugar de “a veces”.
  • “En base a” en lugar de “con base en”.
  • “Por contra” en lugar de “por el contrario”.
  • A ver y haber.
  • Aparte y a parte.
  • En serio vs enserio.
  • Hay, ahí y ¡ay!
  • Haz y has.
  • Hecho y echo.
  • Llendo en vez de yendo.
  • Ni si quiera en lugar de Ni siquiera.
  • Por qué, porqué, porque y por que.
  • Sino y si no.
  • Sobretodo en lugar de sobre todo para hacer hincapié.
  • Vaya y valla.
  • Abuso de muletillas.
  • Citas erróneas, sin mencionar la fuente.
  • El mal uso del prefijo ex.
  • El uso de “contra más” en vez de “cuanto más”.
  • Éste, ésta, ésto... Hoy, ni adjetivos ni pronombres llevan tilde.
  • Etc o etc sin el punto final.
  • Fallos de concordancia en la frase que separan verbo y sujeto.
  • Laísmo, leísmo y loísmo.
  • Las abreviaturas dobles o las abreviaturas en plural.
  • Las interrogaciones qué, cuál, quién, cómo, cuán, cuánto, cuándo, dónde y adónde sin acento.
  • Los meses, días y estaciones del año en mayúscula.
  • Queísmos y dequeísmos.
  • Redundancia sintáctica y de conceptos.
  • Traducción de nombres extranjeros de personas.
  • Uso excesivo de conectores y marcadores.
  • Usos erróneos de las comas.
  • Utilización de nombres de países y ciudades extranjeros originales cuando existe un nombre en español.

Recuerda que en la actualidad, tienes la posibilidad de encontrar empresas que están especializadas en ayudar a los alumnos universitarios durante el desarrollo del TFG como es el caso de TUTFG, de manera que, además de asesorar, también llevan a cabo una completa revisión que permite detectar cualquier posible fallo a nivel de ortografía, maquetación, plagio, etc.

Si tenemos en cuenta las faltas de redacción comunes en un TFG, tendremos muchas más posibilidades de asegurarnos de que vamos a presentar un proyecto que cumpla con las máximas exigencias, logrando que aquellos que se encarguen de corregir nuestro trabajo, observen la dedicación y las capacidades adquiridas y que nos convertirán en profesionales del mañana.