www.madridiario.es

¿Cuál es el papel de un gestor de fincas?

viernes 28 de agosto de 2020, 14:21h
Ser propietario de una finca, sea rural o urbana, trae consigo responsabilidades que se necesitan asumir con competencia
¿Cuál es el papel de un gestor de fincas?
Ampliar

En caso de que los dueños de una finca no puedan administrar por carecer de experiencia en el área, quizás sea necesario contratar un administrador de fincas en Madrid. ¿Cuál viene a ser la función de este profesional?

Importancia de la figura de gestión de fincas

Aunque la gestión de una finca termina siendo responsabilidad del líder de comunidad, en ocasiones se requiere contratar un experto. Por ejemplo, un administrador de fincas en Móstoles proveerá servicios administrativos y de asesoría a quienes sean dueños de la finca. Además, actúan en conformidad con la ley y promueven una convivencia sana entre los vecinos de la comunidad.

Al valorar las funciones de un gestor de fincas se puede evidenciar la importancia de contar con la ayuda de este profesional. El administrador se encargará de lograr que los inmuebles estén en condiciones óptimas para que puedan ser habitados de manera cómoda y segura. Por tanto, velará porque los servicios básicos indispensables estén disponibles y en buen mantenimiento.

Además, un buen administrador será el encargado de evaluar a los potenciales inquilinos, eligiendo a aquellos que sean aptos para habitar los inmuebles de la comunidad. Una vez realizado el contrato de alquiler, se encargará de cobrar rentas y pagar los servicios e impuestos que generen estas propiedades inmobiliarias.

Los propietarios de una finca tienen de su lado un profesional que puede asesorarlos cuando se requiera hacer cambios, por cuestiones de normativas legales. Además, podrá hacer las veces de mediador entre dueño y habitantes del inmueble, por tanto los conflictos se resolverán de manera satisfactoria. De tal manera que contratar un servicio de gestión de fincas puede aliviar tensiones y responsabilidades al propietario del terreno.

El administrador de fincas como mediador

En cualquier comunidad de vecinos existirán situaciones que pueden generar conflictos. Por ejemplo, quizás un inquilino no está al día con el pago de sus rentas, surgen reclamos por coexistencia con mascotas u otra circunstancia. Por eso, contar con este profesional experto en administración permitirá que la gestión sea óptima y se resuelvan los conflictos sin demora.

El papel mediador de un administrador de finca supone un alivio para los dueños, e incluso para los inquilinos. Este profesional será capaz de hacer una evaluación de la situación, determinando su competencia en el problema. Como la ley establece, esta intervención ha de ser voluntaria, participativa y confidencial, donde se permita la comunicación y resolución para beneficio de ambas partes.

Gracias a una mediación efectiva, se puede evitar la intervención judicial en muchos casos, con el consecuente ahorro de dinero y tiempo. Además, fomenta una buena relación de los inquilinos entre sí, y con los propietarios.

Las funciones de un administrador de finca le han concedido un papel preponderante en la gestión de comunidades. Definitivamente, resulta ser un recurso de valor para quienes son propietarios de una finca. Además de proveer ayuda en cuanto a cuestiones mecánicas de mantenimiento y gestión, este profesional brinda asesoría y mediación para una convivencia pacífica entre los habitantes de la comunidad.