www.madridiario.es

Claves para acertar al elegir un máster

jueves 19 de diciembre de 2019, 08:48h

Los estudios superiores exigen una gran cantidad de tiempo y energía, además de invertir dinero. Por eso es fundamental elegir bien para no perderse ninguno de estos recursos.

Claves para acertar al elegir un máster
Ampliar

Tras los estudios básicos obligatorios, llega el momento de decidir qué hacer para prepararse mejor de cara al mercado laboral, sobre todo ahora que se buscan cada vez más perfiles especializados, y que acceder a un puesto de trabajo es bastante complicado. Los estudios superiores son una buena opción, aunque es importante saber elegir el tipo de máster que se vaya a cursar, para no acabar con la sensación de haber estado perdiendo el tiempo y el dinero.


Éstos son algunos consejos para elegir un máster y acertar con la elección final.

¿Qué objetivo tienes?

Éste es uno de los puntos más importantes sobre los que hay que pensar antes de elegir el máster. Se debe evaluar en función de dos criterios: qué salida profesional se quiere conseguir y cuáles son los puntos fuertes a nivel individual.


Por ejemplo, si se quiere trabajar en el mundo del cine o la publicidad, un Master en Efectos Especiales puede abrir las puertas para este tipo de actividades, al igual que otras como los videojuegos. También es importante contar con cierto grado de imaginación y creatividad para potenciar los conocimientos que se van adquiriendo.


Es muy importante poder combinar estos dos factores, ya que si se tiene claro en qué sector se quiere trabajar, pero las capacidades no acompañan, hay muchas posibilidades de que al final todo sea un absoluto fracaso. Tratar de trabajar en banca sin capacidad de análisis, por ejemplo, no es una buena idea.

¿Especialización o complemento?

Otro detalle a tener en cuenta es si los estudios que se van a realizar serán un complemento de estudios anteriores o una especialización concreta. Dependerá en parte de si se quiere continuar con los estudios anteriores o se busca ampliar la lista de opciones.


Por ejemplo, si se ha estudiado una carrera relacionada con el mundo audiovisual y se busca especializarse aún más en la creación de vídeos de alto nivel, un Master Motion Graphics será la mejor manera de orientarse hacia una rama concreta de este mundo, orientado a la publicidad, el cine y la televisión.

El prestigio del centro

Para acertar de pleno en el máster que se vaya a cursar, también es importante echar un vistazo a la reputación que tiene el centro que lo imparte. Si se miran los listados que miden este tipo de ranking, es posible ver en qué puesto se encuentra cada centro, aunque a veces los aspectos en los que se basan son un tanto subjetivos. Pero esto seguro que es un buen punto de partida.


Otra manera de saber si el centro es bueno, consiste en preguntar a otros alumnos que estén cursando o hayan cursado ya el máster. Así se puede tomar la medida sobre aspectos como los métodos de aprendizaje o sobre cuáles son las posibilidades reales de conseguir un trabajo después de terminar el máster. Cuanta más información se tenga al respecto, mucho mejor.

¿Qué hay del precio?

Éste es un punto que siempre se tiene en cuenta, aunque no debe ser un factor tan determinante como otros. Al fin y al cabo, invertir el dinero en estudios superiores es un acierto siempre que se elija bien el tipo de estudios a cursar.


En este sentido, es importante destacar que los precios de un máster pueden variar en función de aspectos como la modalidad que se elija (presencial u online), la posibilidad de recibir algún tipo de ayuda como becas o descuentos, y la duración del curso. En cualquier caso, la elección adecuada hará que todo lo que se invierta merezca la pena.

La importancia de saber elegir

Acertar a la hora de elegir un máster es fundamental tanto a nivel personal como laboral. En el primer caso, porque se va a invertir una buena cantidad de tiempo y dinero, y es importante que ofrezca resultados. Unos resultados que afectan al segundo apartado, puesto que el objetivo de los estudios superiores, es poder acceder a un puesto de trabajo estable y con alta demanda.