www.madridiario.es

Los empleos con mayor escasez de profesionales cualificados

viernes 29 de noviembre de 2019, 21:00h

El paro sigue siendo motivo de preocupación por parte de los madrileños y españoles en general. Desafortunadamente son demasiado numerosos los sectores en los que la oferta laboral es escasísima, mientras que la cifra de aspirantes resulta muy elevada. Aunque también se dan casos completamente opuestos.

Así lo demuestran los empleos que describiremos a continuación. Todos ellos se caracterizan por tener una gran demanda de profesionales cualificados, mientras que dichos especialistas no abundan. Todo lo contrario: en ocasiones es difícil dar con trabajadores del ámbito en cuestión.

Fontanero

Existen ciertas profesiones que, por muy potentes que sean las crisis económicas que azoten un país, siempre seguirán teniendo una gran demanda. Los fontaneros lo ejemplifican a la perfección. Y es que a pesar de la precariedad monetaria de innumerables familias, tarde o temprano la mayoría de ellas pasan por problemas que requieren la asistencia inmediata de dichos especialistas.

Un reventón de una cañería, fregadero que no es capaz de tragar el líquido elemento, contratiempos que tal vez derivarían en goteras si no se actúa cuanto antes… este tipo de situaciones precisan un fontanero que haga acto de presencia en el domicilio afectado con la mayor brevedad posible.

¿Cuál es el problema? Básicamente se resume en que casi no hay profesionales cualificados. Ello sorprende teniendo en cuenta que los requisitos para ser fontanero no son prohibitivos en ningún sentido. Con el graduado escolar, algún ciclo y la interiorización de las normativas de seguridad es suficiente para desempeñar las labores propias de esta profesión.

Matemático especializado en Big Data

Ya de por sí las matemáticas, durante el transcurso de la etapa escolar, no acostumbran a ser la asignatura favorita de demasiados estudiantes. Por ende, pocos de ellos acaban cursando un grado y, de los escasos que sí lo hacen, prácticamente ninguno opta por especializarse en Big Data.

Ello acaba traduciéndose en una escasez del citado empleo. En efecto, hay poquísimos matemáticos que basen gran parte de sus conocimientos en lo referente al Big Data que tanta relevancia tiene hoy en día. Así lo demuestran las multinacionales e incluso empresas de menor tamaño que solo introducen un cambio en sus negocios tras analizar detenidamente grandes volúmenes de información.

Hacerlo adecuadamente y con una precisión exquisita solo es posible si se cuenta con la específica formación matemática. Madrid y el resto de España abarcan escasos estudiantes de la materia y, por supuesto, los profesionales cualificados son difíciles de hallar. Debido a este motivo, son cuantiosas las compañías que acaban recurriendo a la contratación de extranjeros.

Engrasador naval

En los buques, indistintamente de su tamaño, acostumbra a haber multitud de maquinaria que ha de ser engrasada. En caso contrario, la embarcación probablemente sufriría consecuencias negativas de mayor o menor calado, las cuales deberían ser lidiadas por el capitán y el resto de la tripulación.

Así pues, en numerosas embarcaciones se requieren engrasadores navales. Pero tras un tiempo de búsqueda se acaban dando cuenta de que la lista de aspirantes es más que escasa. ¡Prácticamente no hay profesionales cualificados!

Desafortunadamente no todo el mundo se ve capaz de optar por este tipo de especialidades. En primer lugar, suele precisarse una cierta capacidad física con tal de que el engrasado se produzca de manera efectiva. Aunque no solo nos referimos a la fuerza necesaria para tratar con la maquinaria del buque.

Adicionalmente también es fundamental que el individuo sea capaz de tolerar los inevitables mareos que se produzcan en períodos en los que la mar esté más revuelta. Y es que los engrasadores no solo actúan cuando la embarcación se encuentra en el puerto base, sino también habiendo zarpado, en caso de que sea necesario.

Técnico de energías renovables

Todo el país en general cada vez está más concienciado sobre la importancia que adquiere el hecho de cuidar el medio ambiente con acciones que respeten el ecosistema. Una de las más favorables guarda relación con hacer uso de las energías renovables.

Paulatinamente un mayor número de compañías van apostando por las mismas, aunque resulta inviable si no disponen de personal que se encargue de mantener sus instalaciones en buen estado. Por desgracia, ni mucho menos abundan este tipo de técnicos, ya que se requiere una formación específica.

El período formativo abarca varios años, debido a la trascendencia que tienen todos y cada uno de los componentes que se encuentran en una instalación fotovoltaica. Las placas requieren unos cuidados concretos, mientras que los elementos eléctricos, los medidores y demás conjuntos precisan otros tipos de acciones muy específicas que solo un técnico es capaz de poner en práctica.

Si te llama la atención cualquiera de los sectores que hemos mencionado, no tendrás dificultades para acceder al correspondiente mercado laboral. Eso sí, deberás pasar por un período de formación más o menos dilatado en función del tipo de trabajo por el que termines decantándote.