www.madridiario.es
Consejos para darse de alta como autónomo
Ampliar

Consejos para darse de alta como autónomo

viernes 04 de octubre de 2019, 09:07h

Muchas personas quieren trabajar de forma independiente para ser sus propios jefes. Darse de alta como autónomos tiene muchos beneficios para el sector, por lo que es conveniente realizar los pasos necesarios con tiempo.

Un importante sector de los trabajadores lo hace por su cuenta, pero estos emprendedores independientes necesitan disponer de ciertos requisitos para poder darse de alta como autónomos y ejercer por cuenta propia las actividades económicas de forma legal.

Para algunas personas no es sencillo entender el procedimiento. Para no caer en irregularidades que generen multas de Hacienda, es conveniente contactar con una gestoria autonomos que facilite los trámites, ayudando a conseguir todos los beneficios en el futuro que permite esta alternativa.

Lo más importante es evitar la desinformación que puede generar consecuencias a corto y largo plazo que no favorecen a la persona. La experiencia de un profesional puede ayudar a obtener mejores oportunidades en el ámbito laboral al acceder a los beneficios, tras realizar un análisis preciso de la situación particular.

¿Qué procedimientos seguir para darse de alta como autónomo?

Uno de los primeros pasos es tramitar el alta de Hacienda. Para realizar el proceso, la persona debe acudir a la sede de su provincia, en estos casos debe contar con un modelo de resolución 037 y 036. También se tienen que indicar todos los datos personales y el tipo de actividad económica que se ejercerá.

Los datos se pueden modificar a través del tiempo de acuerdo a los cambios que vayan presentándose en el trabajo efectuado. La persona debe conocer los impuestos o tributos que tiene que pagar de acuerdo a las cantidades generadas anualmente.

La Seguridad Social es otro de los requisitos que se deben realizar previamente al proceso para tener el alta autonomo, este trámite está relacionado con el de Hacienda. Se debe pedir una solicitud en la Seguridad Social y llevar una copia del DNI o documento de identidad y otra del certificado del alta en Hacienda. Para los que se encuentran dentro de una sociedad deben añadir documentos que acrediten la empresa.

Los interesados pueden acudir a los PAE o Puntos de Atención al Emprendedor para obtener asesoría, y conseguir ayuda para tramitar el alta como autónomo a través de internet. Para comenzar el trámite se debe presentar el DUE o Documento Único Electrónico, además del alta de la Seguridad Social y la de Hacienda.

Ayudas y subvenciones

Es recomendable que las personas vean las subvenciones y ayudas antes de darse de alta. Para los que quieren conformar sin dinero una SL, hay opciones de bonificaciones y financiación de sociedades limitadas. Estos apoyos para nuevos autónomos sin capital permiten que los interesados pueden comenzar un negocio por su cuenta.

Para realizar el procedimiento de la creación de sociedad, los individuos involucrados con la sociedad limitada o un negocio tradicional deben de igual forma darse de alta como autónomos.

Los nuevos autónomos pueden acceder a una tarifa plana de 50 euros, en la que pagan sólo un importe mensual a la Seguridad Social durante el primer año. Esta ayuda funciona como un soporte para los que se inician. Además, para el segundo año existe una reducción del 50% en los primeros 6 meses y un 30% en los 3 meses siguientes.

La ayuda en los pagos también puede variar dependiendo de ciertas características como la edad, conciliación de vida profesional y familiar, y para personas con discapacidad.

Los desempleados pueden optar por capitalizar el paro, para cobrar un pago único. Para esta alternativa la persona debe contar con un beneficio por desempleo por al menos tres mensualidades.

Otras ayudas a los autónomos que permiten un impulso son el ICO o el Instituto de Crédito Oficial. Este préstamo puede ayudar a abrir un negocio, ampliarlo o internacionalizarse, siendo posible para empresas o empresarios obtener distintos importes de acuerdo a sus intereses.

Los autónomos también pueden beneficiarse conciliando su vida familiar y profesional, con nuevas altas de colaboradores que sean familiares, bajas por paternidad o maternidad y la reincorporación de las madres trabajadoras.