www.madridiario.es

Cómo elegir el mejor radiador eléctrico para ahorrar en la factura

Cómo elegir el mejor radiador eléctrico para ahorrar en la factura
Ampliar
martes 02 de julio de 2019, 09:26h

Cuando bajan las temperaturas, se hace imprescindible contar con un buen sistema de calefacción para que estar en casa no se convierta en una auténtica pesadilla y parezca que el polo norte viene a visitarnos cada día, como, por ejemplo, un radiador eléctrico de calidad con el que asegurarnos un lugar cálido y acogedor.

Es el sistema preferido por la mayoría de las familias ya que una de las grandes ventajas que permite es que no necesita de obra para ser instalado, es portátil y, por tanto, lo podemos llevar de una habitación a otra para utilizarlo allá donde necesitemos llevar el calor.

Aunque hay varios sistemas en la actualidad para conseguir una casa cómoda y confortable en invierno, con una temperatura óptima, el método más adecuado dependerá de muchos factores, como, por ejemplo, el tamaño del inmueble, lo duro que sea el invierno en la zona geográfica donde se viva y la calidad de los aislamientos, los radiadores eléctricos siguen siendo los elegidos por multitud de españoles.

Es por eso que este artículo va dirigido a este aparato, de los que hay una enorme variedad de marcas y modelos por lo que antes de continuar, queremos dejar aquí una comparativa con los mejores radiadores eléctricos para que todos aquellos que quieran tener suficiente información para adquirir uno a su medida, puedan realizar un análisis cómodamente que les facilite la decisión final. Eso sí, para no llevarnos sorpresas demasiado desagradables con la factura de la luz, debemos fijarnos bien en que sean radiadores eléctricos bajo consumo, pues la electricidad hoy tiene un coste bastante elevado y parece que no va a dejar de subir.

En cambio, estos aparatos pueden considerarse relativamente económicos, no necesitan de obra para su instalación, lo que significa que conlleva un gran ahorro de base, pero además podemos y debemos elegir aquellos que optimizan al máximo el rendimiento. Al ser portátiles y calentar rápidamente cualquier habitación, son especialmente apropiados para pisos o casa no demasiado grandes y, sobre todo, para aquellas personas que no pasan poco tiempo en casa y cuando llegan quieren calentar una estancia en poco tiempo.

En cualquier caso, y como la elección no resulta fácil, vamos a ver a continuación cuáles son las características en las que debemos fijarnos a la hora de elegir un radiador eléctrico portátil.

¿Cómo elegir el mejor radiador eléctrico?

Con la llegada del invierno, lo habitual es pasar más horas en casa, refugiado de las bajas temperaturas del exterior. Este es el principal motivo por el que hay que buscar un buen sistema de calefacción para el hogar y el radiador eléctrico es, como decimos, uno de los preferidos por la mayoría.

Pero además de contar con un sistema de calefacción apropiado, se hace indispensable que nuestro hogar cuente con buenos cerramientos para garantizar un correcto aislamiento térmico para que no se nos escape el calor, esto permitirá alcanzar las condiciones térmicas deseadas en poco tiempo y, además, evitando un exceso en el consumo energético.

Elegir el radiador eléctrico que mejor se adapte a nuestras necesidades personales es la clave para evitar un consumo excesivo de energía eléctrica o, por el contrario, no con seguir que la vivienda tenga la temperatura que deseamos. Las características que debemos tener en cuenta son el tamaño y tipo de vivienda que tenemos y cuantas personas la habitan, el espacio al que irá destinado, pues no es igual un cuarto de baño que el salón o un dormitorio, el clima del área donde vivimos, el aislamiento térmico con el que cuenta la vivienda…

Vamos a ver a continuación en que nos debemos fijar para elegir un buen radiador eléctrico y que, además, no se nos dispare la factura de la luz.

¿Qué factores hay que tener en cuenta antes de comprar un radiador eléctrico para ahorrar en la factura?

La potencia influye no solo en la cantidad de calor que emite un radiador eléctrico, sino directamente en la cantidad de energía que consume. Es por eso que es tan importante no quedarnos cortos de potencia, por un lado, para que consigamos calentar las habitaciones en las que lo vayamos a utilizar, y, por otro lado, no excedernos con más potencia de la necesaria para que no se dispare el consumo eléctrico innecesariamente.

Hay algunos modelos que nos permiten elegir la potencia según el tipo de estancia que vayamos a calentar. Esto resulta muy útil cuando vamos a destinar el mismo aparato a varias zonas de la casa, aprovechándonos de su portabilidad. De este modo, elegir un radiador eléctrico de bajo consumo, regulable y transportable sería una gran opción para que consigamos ahorrar dinero cada vez que lo usemos.

Para que puedas hacer los cálculos, se requieren aproximadamente 70 vatios/m² para calentar una habitación bien aislada, así que, si queremos calentar una estancia de 10 metros cuadrados, necesitaremos unos 700 vatios de potencia, siempre y cuando mantengamos las puertas y ventanas cerradas.

Para controlar nuestro radiador eficientemente, es aconsejable que los modelos con más potencia incluyan un termostato con el que poder controlar la temperatura. En este sentido, existen varios tipos de termostato: mecánicos, electrónicos y digitales. Además, algunos termostatos digitales también nos permiten programar las horas de encendido y apagado automáticamente, consiguiendo un mayor ahorro, una gran eficiencia del aparato y el máximo confort, pues podemos programarlo para que se encienda unos minutos antes de llegar a casa para encontrarnos nuestra vivienda a la temperatura deseada.