www.madridiario.es

Retos en Cultura

miércoles 19 de junio de 2019, 13:02h

Hemos conocido ya que la nueva concejala del PP Andrea Levy será la responsable del área de cultura en esta legislatura municipal. En la recién terminada no ha sido una sección especialmente favorecida. Tras las destituciones de sus dos primeros responsables, Guillermo Zapata y Celia Mayer, fue la propia alcaldesa la que asumió las competencias.

Tengo la osadía de exponer públicamente los que, para mí, son algunos retos a los que debe enfrentarse la nueva responsable de cultura. Cito algunos de ellos:

  • Analizar el mantenimiento de Madrid Destino como principal gestor de la actividad cultural de la Ciudad.
  • Recuperar los dos teatros públicos del Matadero que, hasta su transformación en ‘centro de artes vivas’ ofertaban cada día 800 localidades de teatro público, a los precios asequibles de estas salas. En ellas trabajaban, cada temporada, unas doce compañías profesionales que empleaban a actores, autores, técnicos y personal auxiliar. Paralelamente a su apertura se debería establecer un nuevo centro para las nuevas corrientes y lenguajes de las artes audiovisuales y escénicas, bien en alguna de las naves vacías del propio Matadero o en el cuartel de Conde Duque.
  • Diseñar una programación en el cuartel del Conde Duque que optimice al máximo sus teatros, salas de exposiciones y espacios multidisciplinares. Mantener abierto un contenedor cultural de esas dimensiones resulta extremadamente caro por lo que debe buscarse su máxima rentabilidad social ofreciendo a los ciudadanos continuadamente actividades que tengan cabida en sus instalaciones.
  • Negociar con sus propietarios, la finalización del proyecto de rehabilitación del Palacio de la Música, una espina clavada en el centro de la Gran Vía, encallada desde el comienzo de la crisis por los sucesivos traspasos de la propiedad. Desde el Ayuntamiento se deberían utilizar todos los mecanismos a su alcance para terminar con este cierre.
  • Revisar la legislación municipal para comprobar que se exige el mantenimiento de la actividad escénica en todos y cada uno de los teatros abiertos actualmente y, si no sucede así, legislar para que los teatros sigan siendo siempre teatros.
  • Facilitar la recuperación del teatro Albéniz siempre y cuando se garantice que la actividad escénica será allí la principal.
  • Diseñar (en colaboración con Urbanismo y Centro) un ambicioso plan que frene y revierta la degradación de la Plaza Mayor y su entorno, auténtico núcleo histórico de la ciudad, desvirtuado y desprotegido en las últimas décadas.
  • Recuperar todos los premios Villa de Madrid con los que la ciudad galardonaba anualmente a los creadores de múltiples disciplinas artísticas. La alcaldesa Botella los suprimió al comienzo de la crisis económica. Creo que se ha recuperado el Lope de Vega de teatro.
  • Establecer un calendario de celebraciones a medio y largo plazo para que acontecimientos como el IV Centenario de la Plaza Mayor o la inauguración del Metro, tengan repercusión nacional e internacional y se añadan a los atractivos turísticos de Madrid. Estas conmemoraciones deberían contemplar el estudio de todas las actividades que se generaron a la vez, para contribuir a la memoria colectiva y al estudio continuado de la historia de la ciudad.
  • Abrir continuadamente como espacio museístico el edificio histórico del Ayuntamiento en la plaza de la Villa para que los ciudadanos conozcan sus tesoros y puedan aprender algo de la historia del municipalismo.
  • Establecer convenios con la iglesia Católica para que todos los edificios monumentales de su propiedad, así como los tesoros que albergan, puedan ser visitables de manera continuada por todos los ciudadanos. Se da la paradoja de que muchos de ellos tienen la consideración de Bien de Interés Cultural, pero no son accesibles para los ciudadanos. En caso de negativa, el Ayuntamiento debería suspender cualquier privilegio que tengan los inmuebles de la iglesia.
  • Realizar un estudio sobre el estado de los salones y teatros de los centros culturales de distrito y adecuarlos si fuera necesario para establecer un circuito en el que, permanentemente, se desarrolle una programación cultural y artística que acerque a cada distrito la música, la danza, el teatro o las bellas artes y pueda constituir una fuente de trabajo para los profesionales de las artes.
  • Terminación de la nueva instalación de Daoiz y Velarde y puesta en marcha con criterios de profesionalidad y sostenibilidad.
  • Consolidar definitivamente la Hemeroteca Municipal, extraordinaria fuente documental para investigadores de todo el mundo, cerrada por las posibles deficiencias del edificio.
  • Si se mantiene la opción de designar por concurso público las direcciones de centros municipales, garantizar una composición imparcial de los jurados que evite la interferencia o el dirigismo del poder público. Estos concursos deberían contemplar la posibilidad de anulación del contrato si no se cumplen los programas ofertados por los ganadores.
  • Separar claramente las ayudas económicas destinadas a agentes culturales. No deberían tener la misma consideración las empresas que generan trabajo y tributan impuestos que las desarrolladas por entidades de aficionados. Ambas deben tener ayuda municipal, pero diferenciada.
  • Consolidar a la Banda Municipal de Música y potenciar sus actuaciones públicas en toda la ciudad.
  • Establecer un modelo claro de gestión y desarrollo de los Veranos de la Villa y de cuantos festivales se organicen desde el Ayuntamiento.
Puede parecer precipitada esta osadía de sugerir acciones cuando la futura titular aún no ha tomado posesión de su cargo. Pero la situación de la Cultura -la gran ignorada por todos los partidos y todas las instituciones- no permite la pérdida de un solo día en la tarea de consolidarla y mejorar su situación.

Antonio Castro

Cronista Oficial de la Villa

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.