www.madridiario.es

Ventajas de un showroom frente a una tienda tradicional

martes 18 de septiembre de 2018, 09:49h

El término anglosajón showroom es una nueva tendencia de marketing que está revolucionando el mundo de la moda. Showroom podría traducirse como ¨sala de exposiciones¨, pues se trata de un espacio en el que los fabricantes y vendedores exponen sus productos para que sean vistos por los compradores.

Ventajas de un showroom frente a una tienda tradicional
Ampliar

Las tiendas son establecimientos muy variados, con productos de todo tipo, a disponibilidad de cualquier persona que pase por delante. Los showrooms, por su parte, son tiendas exclusivas que se dedican a exponer productos selectos en edición limitada que no es posible encontrar de otro modo en el mercado, atendiendo de forma personalizada las necesidades del cliente. Hay showrooms que funcionan exclusivamente mediante invitación o concertando cita previa mientras que otros están abiertos al público en general; en cualquier caso, nunca deben confundirse con las tiendas convencionales.

Showroom, el evento de moda en Madrid


Los showrooms son típicos del mundo de la moda. La diferencia fundamental con las tiendas tradicionales reside en la exclusividad de los diseños y la atención personalizada del cliente, que accede así a colecciones únicas y que puede solicitar productos adaptados específicamente a sus características.


SAunque el sector de la moda ha sido el que más ha utilizado esta técnica de marketing, otras áreas productivas como el mobiliario o la decoración de interiores están siguiendo los mismos pasos. También se está haciendo muy común en como la industria del calzado, las joyas, los complementos…, donde tienen una gran repercusión En estos casos, los showrooms se utilizan como espacios abiertos en los cuales los diseñadores exponen sus productos en forma de colecciones con el fin de popularizar la marca para darla a conocer a los posibles compradores..


Un showroom es un acto especializado que está organizado de forma exclusiva con el fin de dar a conocer los nuevos productos, líneas o colecciones de la marca al público. Este tipo de eventos tienen lugar fuera del contexto habitual, es por ello que no son consideradas tiendas convencionales como las encontramos en cada calle de la ciudad. Los asistentes a los showrooms suelen contar con invitaciones, de modo que además de ser un espacio dedicado al comercio y la venta de productos, se trata de un evento social en el que los participantes interaccionan en un contexto en el que la moda es el interés principal.


Los showroom en Madrid son bastante usuales ya que es la ciudad en la que se concentran mayor número de empresas de todo el país así como del extranjero. La capital de la moda ofrece multitud de servicios de este tipo con el objetivo de promocionar los nuevos productos de las marcas más revolucionarias que hay en la actualidad. Estos showrooms pueden ser temporales o permanentes, dependiendo de los intereses y expectativas de la empresa.


Además, la manera de organizarlo dependerá de los interesados a los que va dirigidos. Por una parte, pueden estar enfocados especialmente a profesionales como periodistas o compradores determinados con el fin de seleccionar un público específico encaminado a los clientes potenciales. Esta es una forma de marketing enfocado a la venta segura mediante un sector poblacional que tiene más posibilidades de comprar el producto. Si lo que se pretende es popularizar la marca o la colección a gran escala con el objetivo de aumentar el prestigio y la fama, los periodistas serán los encargados de visitar la sala de exposición y expandirlo en los medios correspondientes. Por otra parte, el showroom puede estar abierto a todo el público, dejando que cualquier persona tenga acceso al mismo. El tipo de marketing escogido dependerá de las características de la marca, la popularidad, los objetivos y la colección o productos que se exponen en la sala.


En lugar en el que se expone es diverso, pues se puede localizar en la sede de los mismos fabricantes o diseñadores, así como en espacios que están habilitados para este tipo de actos o eventos de moda. En los desfiles de moda suelen ser muy comunes, sobre todo en la entrada o en los alrededores de la sala principal. Normalmente se componen de una o varias salas con percheros y maniquíes para mostrar la ropa, así como propaganda, televisiones o campañas de publicidad donde se muestran desfiles y productos de la marca.


Las ventajas de esta idea de marketing frente a las tiendas tradicionales son evidentes. La más destacable es la diferencia en el ambiente que se crea en el espacio de venta, el cual es tranquilo y relajado. Este tipo de eventos son construidos para el disfrute de los interesados para descubrir los productos con tiempo, sin estrés y en profundidad. Otra de las ventajas que no tienen las tiendas tradicionales es que al tratarse de un tipo de marketing se pueden crear estrategias con aliados para ofrecer experiencias conjuntas con otras marcas que sirvan de complemento. Por ejemplo, si tu marca se centra en la fabricación de vestidos, se puede construir una alianza con marcas de zapatos y de bolsos.