www.madridiario.es

¿Por qué están aumentando las compras de juguetes eróticos?

jueves 26 de abril de 2018, 14:33h
Anteriormente los productos íntimos para disfrutar de sensaciones verdaderamente placenteras en la cama tanto en compañía de otros individuos como en solitario no contaban con demasiada popularidad. De hecho, aquellos sujetos que daban el paso de adquirirlos preferían no comentar con nadie de su entorno la acción que habían llevado a cabo principalmente por miedo al qué dirán.
¿Por qué están aumentando las compras de juguetes eróticos?
Ampliar

Sin embargo, todo ha cambiado en la actualidad. Cada vez son más las personas que acuden a comprar juguetes eróticos tanto física como online para hacerse con los artículos que desean, tales como consoladores, arneses y elementos para la práctica del BDSM. Así lo indican los registros de ventas, existiendo paulatinamente un mayor número de hombres y mujeres que disponen de productos de este tipo. Pero, ¿a qué es debido su auge?


Cambio de mentalidad


Según afirman los expertos uno de los motivos fundamentales guarda relación con el cambio de mentalidad que se ha hecho evidente en la sociedad. Tanto en Madrid como en el resto de España los habitantes se muestran mucho más abiertos y tolerantes sobre todo en lo que hace referencia al terreno sexual.


Esta alteración positiva de la mentalidad se debe a diversos factores, resumiéndose uno de ellos en la influencia de los colegios. No hay que echar la vista demasiado atrás para dar con centros escolares que trataban de omitir completamente cualquier tema o lección sobre sexo, considerando que ello terminaría perjudicando a sus alumnos.


Lo cierto es que los primeros institutos que comenzaron a impartir sesiones de educación sexual obtuvieron muy buenos resultados. Y es que sus alumnos, tras ser encuestados anónimamente, demostraban estar verdaderamente concienciados sobre la importancia de la seguridad en las relaciones íntimas no solo haciendo uso de preservativos, sino también poniendo en práctica otras recomendaciones dadas por los educadores.


Más allá de la concienciación en el ámbito escolar también se ha conseguido algo muy importante que a su vez ha calado hondo en los adultos: la pérdida de la vergüenza. Si bien es cierto que algunos individuos siguen mostrándose reticentes a, por ejemplo, entrar en una sexshop para comprar el producto íntimo que consideran idóneo para ellos, cada vez son menos las barreras psicológicas que actúan a modo de impedimento.


Pero los profesores y educadores sexuales no son los únicos que llevan años incidiendo en este cambio de mentalidad tan importante, sino también los padres. Los comportamientos retrógrados van siendo poco a poco dejados atrás fomentando la educación íntima de sus hijos e invitándoles a expresarse abiertamente sobre aquellas inquietudes que todo joven llega a tener.


De esta manera tanto los chicos como las chicas pasan a comprender que no resulta en absoluto negativo el hecho de disfrutar de sus respectivos cuerpos siempre bajo unas condiciones óptimas de seguridad e higiene, sea cual sea su inclinación sexual y las preferencias en general. Adicionalmente existe otro factor que ha sido trascendental para el incremento de ventas de los juguetes eróticos, el cual no solamente está presente en niños y jóvenes, sino también en adultos.


Influencias de los contenidos subidos de tono


En otros tiempos las relaciones sexuales innegablemente eran bastante monótonas y rutinarias, pero con la proliferación de los contenidos pornográficos ello comenzó a cambiar. En los vídeos y en las fotografías que muestran escenas de lo más sugerentes, las cuales son protagonizadas tanto por hombres como por féminas, se utilizan habitualmente productos íntimos como masturbadores y plugs.


Ante tales muestras de placer los sujetos tratan de obtener las mismas sensaciones. Gracias a ver en pantalla a actores y actrices profesionales o amateurs la desinhibición ha acabado surgiendo en muchas personas perdiendo la vergüenza que antes surgía a la hora de adquirir juguetes eróticos.


Aquello que antes no era visto con muy buenos ojos, es decir, disfrutar al cien por cien de las relaciones carnales introduciendo en las prácticas sexuales todo tipo de productos íntimos para él y para ella, hoy en día incluso está considerado como un aliciente por parte de quienes buscan una pareja con la que experimentar sensaciones únicas en la cama.


El boca a boca ha incrementado la popularidad de dichos productos


Decirle adiós a la vergüenza que provoca la adquisición y la utilización de este tipo de artículos también conlleva que posteriormente, cuando surgen conversaciones entre amigos e incluso familiares, no existan demasiadas dificultades para hablar abiertamente del tema indicando los excelentes resultados que se obtienen al emplear determinados elementos.


Ello ocasiona que individuos que antes prácticamente solo conocían los productos más típicos como los clásicos consoladores pasen a estar informados sobre la existencia de muchos otros artículos sorprendentemente innovadores, desde masturbadores que se cargan por USB hasta anillos de electroestimulación. El boca a boca está dando pie a que cada vez sean más numerosas las personas que desean recibir tales dosis de placer sin que nada les inhiba de dar el paso.