www.madridiario.es

Lo último en diseño y fabricación de sistemas de exposición

La carrera para generar impacto en el mercado con un producto o servicio parece infinita. Constantemente se crean innovadoras formas para llamar la atención de clientes, cadenas de comercialización y proveedores. Es una suerte de lucha para transformar esa primera experiencia en fidelidad.

Lo último en diseño y fabricación de sistemas de exposición
Ampliar

Las propuestas visuales para diseñar y construir sistemas de exposición han alcanzado nuevos niveles que integran lo último en tecnología, materiales y todo lo relacionado con el mundo digital.

Por este pasillo de modernidad han desfilado las cajas de luz, marcos textil, muebles modulares, cartelería y la señalización digital, entre otros.

Cada uno representa un producto que puede ser aprovechado para que cualquier marca cause impresión en diversos sectores, como los retails, puntos de venta, eventos, marketing, diseño de interiores y la arquitectura.

Cajas iluminadas

Una de las más propuestas más populares son, sin duda, las Cajas de Luz publicitarias retroiluminadas, que pueden situarse en la pared o techo. "Son paredes vivas o escaparates nocturnos que pueden destacar cualquier imagen con un bajo consumo", explican los especialistas de Artplay sobre los usos infinitos de este tipo de pantallas.

La impresión textil de gran formato es otro método por sublimación que permite personalizar los tejidos con cualquier imagen de interés publicitario o promocional, y que se complementa con el marco textil o los stands.

Cada caja viene acompañada con un panel de luz LED para alcanzar una mejor visualización en cualquier espacio que se disponga.

Existen diferentes formatos, como la caja de luz magnética-magled, que viene con iluminación dot panel system extraplana. Es decir, máxima luminosidad con un mínimo grosor. Esta es ideal para los espacios pequeños.

También hay de gran formato, como las top ventas Onetex, ideales para espacios más grandes, con una altura máxima de 200 centímetros.

Cartelería digital

Una de las tendencias que sigue ganando espacios en el mundo de la publicidad y del marketing es la que tiene que ver con grandes pantallas que permiten una mayor presencia en el lugar que se dispongan, así como aumentar la interacción del usuario que se encuentra en el establecimiento.

El Digital Signage es lo último en diseño de escaparate y exposición, utilizado ampliamente en tiendas, museografía y locales comerciales.

La pantalla sirve para mostrar un contenido original, creativo e informativo. La utilización de esta tecnología permite atraer más clientes a las tiendas, con lo que se pueden incrementar las ventas.

Su principal característica es la calidad de la imagen y lo versátil que resulta para instalarse en prácticamente cualquier parte.

Los especialistas de artplay.es aseguran que este tipo de cartelería digital ha llegado para quedarse y transformar la forma de enviar un mensaje a los potenciales clientes.

“Se puede emplear para el interiorismo comercial y retail. También se suele utilizar en eventos, congresos y ferias. El uso de esta cartelería en combinación con las cajas de luz genera un impacto eficaz en los clientes”, comentan los especialistas a través de su página web.

El objetivo es impactar a las personas de una forma más directa, reforzando en gran medida la imagen de la marca, siempre con un aire de modernidad y dinamismo, según los expertos.

Y es que en el mundo de la publicidad, la personalización de la experiencia ya es una obligación. Con esto se busca captar la atención de las personas para que la marca hable por sí sola. De no conseguirlo, otras marcas sí lo harán, lo que generará un desplazamiento en las preferencias del consumidor.

Aquí se evidencia que los avances tecnológicos y sus diversas aplicaciones están cambiando la forma en que las tiendas se comunican con sus clientes. La experiencia del comprador debe estar atada a la emoción que siente al ver un producto o servicio.

Atrás han quedado los años en los que un escaparate sencillo con productos era solo para la promoción interna. Ahora se trata de la interacción, de generar una grata impresión con todos los elementos de vanguardia empleados para impulsar las ventas y captar más mercado.

Las empresas han entendido esta nueva relación y en muchas partes se pueden apreciar este tipo de pantallas, que se mantienen encendidas para promocionar la marca, generar nuevas emociones para ganar fidelidad y mayor empatía.