www.madridiario.es

El maravilloso mundo de la impresión 3d

Por MDO
viernes 10 de noviembre de 2017, 09:41h
La impresión 3d es una realidad. Parece que el futuro ya ha llegado y lo ha hecho en forma de impresoras 3d. Estos aparatos, nos permiten la reproducción en plástico de cualquier idea que tengamos en la cabeza. Cada vez son más los sectores que están empezando a usar estas impresoras 3d.
El maravilloso mundo de la impresión 3d
Ampliar

De hecho, hemos podido ver sus aplicaciones en repostería, en donde estas máquinas elaboran grandes tartas, cambiando sus hilos de plástico por nata o chocolate y últimamente se está poniendo también de moda el empezar a imprimir casas mediante el uso de grandes máquinas.

Está claro que si este tipo de aplicaciones funciona dentro del mundo industrial, su uso casero también se encuentra experimentando una continua expansión. Cada vez son más los modelos de impresora 3d que podemos encontrar para nuestra casa. Estas pequeñas impresoras, han ido evolucionando bastante desde su aparición y cada vez cuentan con más funciones con las que podemos hacer todo tipo de cosas.

Uso de las impresoras 3d en el hogar

La comunidad que existe alrededor de las impresoras 3d, hace que prácticamente podamos construir cualquier cosa. Todas estas posibilidades, hacen que estas impresoras, estén concebidas más allá de un juguete o un mero capricho, sino que disponen de una función bastante importante, consiguiendo crear todo tipo de objetos.

En estas comunidades, los usuarios comparten sus planos, para que una persona que no sepa crearlos pueda disfrutar de crear cualquier tipo de cosa. Podemos encontrarnos de todo, desde cosas útiles para nuestro día a día, hasta encontrar juguetes con los que nos podemos divertir y es que básicamente, el límite a lo que podemos crear con nuestra impresora, prácticamente lo marca nuestra imaginación.

Poder disponer de estos planos es una gran ventaja para las personas que no tengan conocimientos que les permitan elaborar los suyos propios, ya que simplemente tendrán que descargarlos, meterlos dentro de su impresora y pulsar el botón de imprimir, más sencillo no puede ser. Esto logra que la impresora 3d no sea un producto exclusivo de un cierto tipo de personas y que cualquiera pueda adentrarse en el mundo de la impresión.

También tenemos que desechar la idea de que las impresoras 3d son caras, ya que es posible encontrar impresoras 3d baratas de muy buena calidad, que se muestran ideales para empezar en este mundillo y aprender los fundamentos básicos. De esta manera, una impresora 3d está al alcance de cualquiera y va camino de convertirse en uno de los objetos más comunes de cualquier casa, pasando a ser, un mueble más.

El futuro que depara a las impresoras 3d es alucinante, en tan solo unos años, hemos conseguido que estas impresoras tengan un uso doméstico cotidiano y que sea bastante accesible el poder disfrutar de una, por lo que dentro de nada, será bastante frecuente ver como la gente se hace sus propias herramientas o todos los utensilios necesarios para sus casas, gracias al uso que pueden dar, a estas impresoras.