www.madridiario.es

Los pro y los contras de conocer gente por internet

lunes 23 de octubre de 2017, 10:05h

Lo que antes era un asunto de bares, ahora es un asunto de datos móviles. El proceso de socialización por internet es una tendencia completamente aceptada en nuestra dinámica social y son cada vez más los portales web y las aplicaciones que ofrecen una plataforma para conocer gente y cada vez más los que la usan para estos fines.

Las llamadas web de contacto son cada vez más y mejores, y su uso extendido es moneda de cambio. Algunos sociólogos y especialistas en este tipo de comportamiento de consumo digital, señalan varias razones de este auge: la comodidad, la facilidad y los filtros: si alguien quiere conocer, por ejemplo, chicas guapas en Madrid porque es la ciudad donde vive o donde está de paso, solo tiene que escribirlo en una barra buscadora y tener ante sí un catálogo de lo que les interesa. Esto último también es parte de su éxito. Todas las plataformas funcionan agrupando los perfiles de sus usuarios justamente en una especie de catálogo de donde es fácil elegir a alguien basado en nuestros intereses.

Otra de las razones de su éxito es que la pantalla pone una barrera de por medio que facilita dar el primer paso, cosa que en una dinámica de bar, por ejemplo, suele ser un poco más difícil, sobre todo para aquellos que se consideran tímidos. En estas plataformas se suele mostrar un perfil muy abierto que indica predisposición para ligar, detalle que también facilita las cosas a la hora de actuar.

“Me es fácil de usar y me ahorra tiempo”

Aída es una chica de Barcelona de 26 años, profesora a tiempo completo. Dice que usa un portal de citas porque le permite hablar con gente que le interesa entre semana, mientras cumple otras obligaciones laborales. “Trabajo todo el día y tengo poco tiempo libre, por lo que cuando llega el fin de semana, no quiero perderlo en buscar a alguien con quien valga la pena salir”.

También menciona los filtros como parte de las ventajas que ve en este método de socialización. “Me gustan los chicos con ciertos rasgos físicos y a la hora de buscar, me ayuda mucho poder encontrarlos agrupados en la web. Si quiero, puedo tener una o dos citas el fin de semana sin problema”.

Es justamente la facilidad de estas plataformas otra de las desventajas señaladas por los especialistas. Entre más tiempo pasamos en estos portales, menos tiempo invertimos en pulir nuestras habilidades sociales, y al mismo tiempo se tiende a perder las sensaciones del contacto directo por la idea percibida de que no son necesarias. Otro de los efectos negativos es que los usuarios muy asiduos pueden desarrollar una especie de adicción a sentirse deseado y crear una dependencia a estas plataformas para seguir consiguiéndolo.